Estaría en dudas la participación en el Mundial.
Una nueva derrota hace tambalear la dignidad argentina. 3 a 0 ha sido el resultado de ésta goleada. El terrorismo abrió la primera herida a los 17 de marzo de 1.992. Como argentina quedó atontada de ese primer impacto y sin voluntad de querer revertir ese resultado parcial, a los 18 de julio de 1.994, con un auténtico bombazo por el medio de las narices de la débil y cómplice defensa argentina, vino el segundo. El tercero se hizo esperar, a los 5 de junio de 2.018, se terminó de constituir una histórica goleada y una caída vergonzante ante el equipo terrorista.

No sólo la defensa cómplice de argentina fue responsable de ésta triste y patética realidad, sino también, debemos destacar el ataque del equipo terrorista, que con un muy buen trabajo de la banda de la derecha y de la banda de la izquierda, han desbordado por igual con una judeofobia precisa, que ha hecho las delicias del periodismo y del público que con absoluta ignorancia, repite cual loros, consignas vacías.
Debemos detenernos en las líneas de ataque del equipo terrorista. Ambas bandas, la de la derecha y la de la izquierda, han hecho lo que quisieron con la defensa argentina. Con notables movimiento que incluyeron el cambio de banda, ya que por momentos a la derecha se la veía con la izquierda y viceversa, haciéndolo con total desparpajo que lograron confundir hasta los mismos periodistas especializados lo cual les impidió reconocer cual era la derecha y cual la izquierda, ya que el desborde discursivo judeofóbico de ambos, logró un grado de perfección que han quedado igualados en efectividad y odio.

Qué le espera a ésta débil y patética argentina? Jugaremos el mundial? Difícil poder decirlo, ya que el mismo equipo terrorista, sólo que con otra formación, también ha amenazado de muerte a Messi y sus muchachos, también lo hicieron con Ronaldo, si osaban jugar el mundial, (https://www.clarin.com/deportes/futbol-internacional/vez-isis-amenaza-decapitar-lionel-messi-cristiano-ronaldo-mundial_0_SyH7z-i0M.html) por lo que el destino de nuestra escuadra argentina, es un misterio lleno de vergüenza e ignorancia.

Informó, desde el fondo del mundo, Diego Dlugovitzky.

1 Comentario

Deje una respuesta