El ministro de Defensa de Israel, Avigdor Liberman, condenó al seleccionado argentino de fútbol por la cancelación a último minuto del partido amistoso con Israel en Jerusalén, señalando que se trata de una capitulación frente a los incitadores del odio.

“Es una vergüenza que las estrellas del fútbol argentino no puedan soportar la presión de los incitadores del odio contra Israel”, expresó el ministro.

“No debemos rendirnos a un grupo de antisemitas que apoya el terrorismo”, recalcó Liberman.

Sin comentarios

Deje una respuesta