Susanna F., como fue identificada la joven judía alemana, de 14 años, fue encontrada muerta en Wiesbaden, una ciudad del oeste del país germano. Estaba desaparecida desde el 22 de mayo.

La policía informó que hay dos sospechosos del ataque: un iraquí de 20 años y un turco de 35. Las primeras suposiciones indican que el mismo día que desapareció fue violada y estrangulada hasta culminar con su vida.

Según el diario Wiesbadener Tagblatt, el hombre de 20 años salía con Susanna. Los dos sospechosos habían estado viviendo en un campo de refugiados.

 

El Consejo Central de Judíos en Alemania confirmó que la niña era miembro de la comunidad judía de Mainz, una ciudad muy cerca a Wiesbaden.

“Una vida joven ha terminado de una manera cruel. Nuestra profunda compasión se aplica a familiares y amigos”, publicó en Facebook el Consejo.

 

Vía JTA

Sin comentarios

Deje una respuesta