El esperma se movió más lentamente en casi cuatro de cada 10 muestras tomadas de hombres durante y justo después de los enfrentamientos militares en las Guerras de Gaza entre Israel y Hamás en 2012 y 2014.

El estudio, presentado el mes pasado en la Conferencia Anual de la Asociación Israelí de Fertilidad, que se realizó en Tel Aviv, indicó que los espermatozoides se movieron más lentamente en el 37% de las 659 muestras tomadas de hombres durante los combates y hasta dos meses después de los enfrentamientos.

“Es sabido que el estrés mental tiene un efecto adverso sobre la fertilidad, pero hay poca investigación sobre el impacto del estrés en la calidad del esperma”, dijo Eliahu Levitas, miembro de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Ben-Gurion y del banco de esperma en el Centro Médico de la Universidad Soroka en Beersheba.

Levitas agregó: “Nuestro razonamiento fue que incluso los hombres que escucharon las sirenas de advertencia de cohetes entrantes durante un conflicto experimentaron estrés durante todo el día durante un período más largo. Nos sorprendió descubrir que hay una conexión entre la situación de seguridad y el recuento de espermatozoides”.

La investigación comparó los espermatozoides de hombres que habían estado bajo estrés – edad promedio de 32 años- con 10.536 muestras donadas durante períodos de estrés entre 2009-2017.

 

Vía Times Of Israel

Sin comentarios

Deje una respuesta