La Selección Argentina Sionista, representada por Hejalutz Lamerjav, disputó en Shaar Hanegev un partido amistoso por la paz de la región junto con habitantes del kibutz Or Haner.
Alon Schuster, gobernador regional e hijo de argentinos, le dio la bienvenida a la delegación “a la tierra del fuego”, llamada así metafóricamente por los incendios provocados por misiles de Hamás a jardines de infantes de la zona y que quemaron casi 200 campos, deseando vivir en paz.
Tras la negativa de la selección nacional de fútbol por las amenazas terroristas, la sociedad israelí, en la que viven más de 120 mil argentinos, se vio desilusionada por esta decisión.


Israel no es sinónimo de guerra. Israel es el único Estado democrático en Medio Oriente, es uno de los países que más avances realiza en materia de Investigación y Desarrollo, promueve innovaciones tecnológicas y científicas, brinda posibilidades de intercambio con la sociedad argentina y tiene un constante crecimiento como país.


Es por eso que nos complace anunciar que, por medio de quienes integran el movimiento juvenil Hejalutz lamerjav, se disputó el partido de fútbol entre la Selección Argentina Juvenil Sionista y un grupo de jóvenes israelíes.
Desde la Organización Sionista Argentina y Hejalutz lamerjav seguimos trabajando para avanzar en la verdadera búsqueda de la paz y solidaridad entre los pueblos.
Fuente: Prensa Organización Sionista Argentina

Sin comentarios

Deje una respuesta