El soldado N. de la unidad de élite Duvdeván, acusado de homicidio después de haber disparado accidentalmente y causado la muerte de su compañero, Shachar Strug, fue sentenciado a un año y medio de prisión.

Se espera que continúe el debate en orden a determinar el resto de la sentencia y se dicte la versión enmendada de la acusación. Luego de las discusiones, ambas partes redactarán un acuerdo final que requerirá la aprobación del Tribunal Militar en Iafo.

De acuerdo a la Fiscalía Militar y a la acusación original “el 20 de marzo el acusado causó la muerte de una persona por negligencia o por la ejecución de un acto prohibido…”

“A las 19.30. Strug y el batallón del acusado deberían haber estado entrenando. La salida se atrasó en media hora. A las 19.50 el acusado se dirigió a su habitación, poco tiempo después también lo hizo la víctima. Ambos se pararon uno frente al otro y sacaron sus pistolas Glock 19 del estuche adherido a los cinturones”, explica la parte acusadora.

“El arma del acusado estaba guardada sin haberse activado el sistema de seguridad, a diferencia de la pistola del soldado fallecido. El acusado sacó su pistola, la llevó al torso del fallecido, amartilló y disparó” “Como resultado de las acciones del acusado, se disparó la bala que pegó y mató a la víctima”, continúa.

En una versión inicial del evento que el Sargento N. dio a la Unidad de Investigaciones de la Policía Militar, según él “fue un accidente. Estábamos practicando con el arma en una habitación en la base, como es común en la unidad. Es mi mejor amigo y yo no sabía que el arma estaba cargada”.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta