El gobierno de la Autoridad Palestina (AP) envió un mensaje desafiante a los Estados Unidos e Israel sobre el apoyo que le continuará dando a los terroristas y sus familias.

Yusuf al-Mahmoud, portavoz del gobierno de la AP, dijo: “No hay fuerza en el mundo que pueda hacernos renunciar a nuestros prisioneros y mártires”.

A su vez, agregó que Israel es totalmente responsable de la situación de los árabes palestinos y afirmó que está “robando su dinero con el pretexto de compensar los ingresos fiscales”.

La semana pasada, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó a Meir Shabbat, jefe del Consejo de Seguridad Nacional, deducir dinero de los impuestos recaudados por Israel en nombre de la AP para pagar los daños causados ​​por los terroristas de Gaza que envían cometas incendiarias en territorio israelí.

Los terroristas de Gaza quemaron 75 acres en un solo día. Solo el sábado, las cometas provocaron 17 incendios.

La AP paga regularmente a los terroristas que están encarcelados en Israel, así como a las familias de los terroristas muertos que llevaron a cabo ataques. La política de la AP de pagar salarios más altos a los terroristas que cumplen condenas más largas significa que cuanto más atroz y mortal sea el ataque, más recompensa será la que reciba el atacante.

El subsidio mensual por preso es más alto que el de un miembro activo de las fuerzas de seguridad de la AP. El presupuesto que destina para pagos a terroristas en prisiones israelíes se disparó a $158 millones en 2017.

A pesar de los llamados de Israel y Estados Unidos para detener la práctica de pagar a los terroristas, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, ha subrayado en repetidas ocasiones que “las familias de los mártires seguirán recibiendo sus asignaciones en su totalidad”.

 

Vía Noticias de Israel

Sin comentarios

Deje una respuesta