En el ámbito de los Derechos Humanos en la Legislatura porteña fue distinguida como Personalidad Destacada la rabina Silvina Chemen. Fue por una iniciativa del legislador Diego Marías.

“Tengo el privilegio de ser el anfitrión de esta ceremonia, el hecho de estar acá rodeado de grandes talentos entre los que está Silvina, a quien conozco hace más de 30 años, conozco su trabajo y su trayectoria pero hoy lo que estamos premiando es la incansable búsqueda de esta ‘común unión’, de la búsqueda de puntos en común, que se multipliquen estos espacios de encuentro y de unión que tanto necesita nuestro país”, manifestó Marías.

La Rabina Chemen es coordinadora de publicaciones y producciones educativas del Centro Ana Frank.

Los integrantes de la mesa que pronunciaron sus discursos coincidieron en señalar, como está escrito en la ley de la ciudad que la consagró, su intensa labor para la igualdad de oportunidades, la convivencia social y religiosa y contra la discriminación.

En tanto, los oradores fueron los ciudadanos ilustres Estela Barnes de Carlotto (presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo), Daniel Goldman (rabino de la comunidad Bet El), Sergio Torres (juez federal), Pamela Malewicz (subsecretaria de Derechos Humanos de la Ciudad), Nancy Falcón (Centro de Diálogo Multicultural Alba), la diputada del Mercosur María Luisa Storani y los legisladores Diego Marias (del bloque Vamos Juntos) y María Rachid, autora de la ley con mandato cumplido.

Finalizados los discursos, Chemen recibió una bandeja de reconocimiento de la comunidad Bet El y el diploma que la consagró personalidad destacada de los Derechos Humanos de la Ciudad.

La flamante personalidad se dirigió al auditorio y cantó un pasaje de la Biblia en hebreo, que se proyectó su letra en pantalla: “Es bueno agradecer al Señor y cantarte a tu nombre Altísimo. Es bueno agradecer al Señor. Y decir por su bondad mucho. Y de su verdad por la noche. Es bueno agradecer al Señor”.

Además, afirmó: “El lenguaje es insuficiente para expresar lo que siento. Lla diversidad de individualidades se hacen unidad si tenemos la misma causa” y se mostró comprometida con la paz y los derechos humanos, ya que tiene “una profunda esperanza y una gran ternura”.

También expresó que “el singular nos va secando las conciencias”, por lo que pidió expresarse en plural, “que estuvo presente en esta mesa de este acto”, y entonces “confirmo y reafirmo mi compromiso”.

Chemen nació en Buenos Aires en 1962 y es rabina desde 2006 en la comunidad Bet El junto a Daniel Goldman, continuadores de la obra del rabino norteamericano Marshall Meyer, que vivió 25 años en Argentina y se opuso a las dictaduras. Ha estudiado Lengua Hebrea y Biblia en Mijlelet Shazar y es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Buenos Aires.

 

Vía Noticias Urbanas

Sin comentarios

Deje una respuesta