El economista y ex candidato a diputado por 1País en las últimas elecciones, Matías Tombolini, visitó la sede central de Jabad Lubavitch y el Rabino Tzvi Grunblatt le colocó por primera vez en su vida los Tefilin.

Despues de esa emotiva experiencia, asi se expresó Tombolini en su cuenta de Instagram:

“Un Bar Mitzvah inesperado”

El tefilin se coloca en el brazo y en la cabeza. Ambas cajas de cuero contienen dentro pequeños pergaminos con versículos bíblicos.
Una de las cajas es colocada sobre el brazo izquierdo para que esté frente al corazón, el lugar de las emociones, y la correa de cuero es envuelta alrededor de la mano izquierda, y alrededor del dedo medio de esa mano. La otra caja (el “tefilín de la cabeza”) es puesta sobre la cabeza, por encima de la frente.
De esta manera nuestra atención es dirigida a la cabeza, el corazón y la mano. Esto nos enseña a dedicarnos al servicio a Di-s en todo lo que pensamos, sentimos y hacemos.
También nos enseña a no ser gobernados únicamente por los impulsos del corazón, no sea que esto nos lleve al error y la transgresión. Ni a ser gobernados solamente por la razón, pues esto puede llevar al crudo materialismo.
La primera vez que lo colocamos se construye en lo que se conoce como Bar Mitzvah.
El viernes pasado visité la sede central de Jabad Luvavich y el Rabino Tzvi Grunlat me colocó por primera vez en mi vida el tefilin. De modo casual y sin haberlo planificado estaba haciendo mi Bar Mitzvah a los 44 años.
Es a los ojos de mi madre y el recuerdo imborrable de mi abuela a quienes dedique el brindis tradicional que hicimos al finalizar.
Mazal Tov!!!

Sin comentarios

Deje una respuesta