Los Amigos Argentinos de la Universidad de Tel Aviv realizaron una disertación, el martes 12 de junio en el Grand Hotel Recoleta, con relación a los desafíos geopolíticos de Israel en actual contexto global en el cuál disertaron el Lic. Julián Schvindlerman y el Profesor. Alberto Spektorovski.

Schvindlerman se centró en explicar graficado en tres círculos geo-políticos o geo-estratégicos, como manifestó el escritor, que desarrolla el Estado de Israel con los países vecinos: el primer círculo es el conflicto con los palestino, el segundo círculo está compuesto por el mundo árabe y el tercero son las relaciones interreligiosas. Su disertación se centró en el análisis de la situación geopolítica de Israel con sus vecinos enmarcadoen los 25 años que se cumplieron del Acuerdo de Oslo: “Un pacto que puso en marcha un proceso de paz tendiente a alcanzar una solución definitiva al conflicto (…) En estos 25 años vamos a ver del lado de Israel una sucesión de primeros ministros de distintas ideologías políticas que han hecho un esfuerzo en tratar de alcanzar la paz con los vecinos palestinos. Por otra parte, sí uno mira el liderazgo palestino esencialmente ve que sigue siendo siempre el mismo, nos encontramos con la figura dominante de Yasser Arafat durante el Acuerdo de Oslo y sucedido, tras su muerte, por Mahmmoud Abbás (…) En cambio cuando uno ve al Fatah las figuras centrales son las mismas del día que se firmaron los Acuerdos de Oslos. Esencialmente, el liderazgo palestino permanece del mismo modo. No hubo un recambio generacional o una variación, como sí podemos ver del lado de Israel”. 

Durante su exposición, Schvindlerman mencionó la Intifada de los Cuchillos que sucedió, a partir del año 2015,: “Espontáneamente jóvenes palestinos desvinculados de organizaciones terroristas tomaban un puñal y salían a matar al primer israelí que encontraban en la calle. Esto es el resultado directo del desperdicio educativo de la currícula palestina durante un cuarto de siglo. En lugar de educar a favor de la paz, educó a través del odio, de manera tal, que los hijos de Oslo, pueden agarrar un puñal y matar a un israelí”.  Además señaló que en términos de conflicto, el movimiento terrorista chiíta “comprende que es más útil propagandísticamente matar palestinos, que matar israelíes”.

El segundo círculo tiene que ver la relación de los países árabes de alrededor del Estado Judío haciendo mención al académico israelí y ex asesor de Netanyahu, Dore Gold, quien planteó que “la premisa histórica de los últimos 50 años con relación al conflicto palestino-israelí está cambiando” a partir de expansión militar-imperial en Medio Oriente “hubo re-acodamiento del mundo árabe sunita en relación a Israel y a los palestinos. Hoy en día el mundo árabe suni está preocupado por el avance y la expansión de la potencia chiíta que es Irán y que está hoy con distintos grados de involucramiento presente en la Franja de Gaza, Líbano, Yemén y Siria. Esto ha generado una reformulación de las relaciones árabes sunitas con Israel a expensas de la obsesión del conflicto palestino”.

Por su parte, el Profesor Spektorovski, miembro del Grupo Internacional de Contacto y académico especialista en Medio Oriente en la Universidad de Tel Aviv se refirió específicamente sobre el posicionamiento del Estado Judío con el resto de los países: “Geopolíticamente, Israel nunca estuvo mejor, nunca estuvo mejor”, y además agregó: “El mundo de hoy en día se le dio como Netanyahu como lo pensó, la única diferencia es que creo que no pensaba que las cartas le iban a venir tan rápido de una forma tan concreta”.

“Nunca se podría haber pensado en un presidente Nortemericano que este tan firmemente con Israel, ¡pero cuidado!, el gobierno israelí entiende muy claramente el carácter de esta personalidad (con relación a Donald Trump)”, señaló el disertante. También hizo énfasis en una posible re-elección del actual primer ministro israelí, Biniamín Netanyahu: “Una gran mayoría del pueblo de Israel le da el mandato al primer ministro, me ánimo a decir que si próximamente hay elecciones, las vuelve a ganar fácilmente”. Aunque hizo remarcó que en caso que Netanyahu tenga complicaciones judiciales provocando una caída de Netanyahu y éste abriendo una enfrentamiento “contra las instituciones correría peligro la democracia israelí”, al igual, que las relaciones que desarrollo con los países aliados en la región. Como sucedió con el caso del ex presidente de España, Mariano Rajoy, que fue destituido de su cargo por el Parlamento por casos de corrupción del partido político del cuál representaba.

A continuación Spektorovski realizó un detalle minucioso con relación a las relaciones diplomáticas que mantiene el Estado israelí con los distintos países de la región: “La relación entre Vladimir Putin y Biniamín Netanyahu es muy buen, a tal punto, que ambos saben cuáles son sus limitaciones, pero se tratan como amigos/enemigos. Es decir, Israel entiende que Rusia tiene sus intereses con Irán y con Siria, el gobierno ruso sabe cuáles son nuestros intereses y se trazan líneas rojas entre ambos gobiernos para marcarles el terreno de hasta dónde pueden actuar. Pero es la clase de relaciones que Netanyahu quiere tener: gobiernos que hablan de sus intereses”. También destacó que la relación China es “excelente”: “China respeta lo que Israel vende: políticas de fuerza”.

Por último, hizo hincapié que el problema actual de Israel se está desarrollando en las sociedad civil, más precisamente en Europa y Estados Unidos, con respecto a la mirada que tienen sobre el país israelí desde sectores universitarios con pensamientos liberales, mucho de ellos judíos.

 

1 Comentario

  1. No sería prudente dejar afuera del análisis la sociedad civil latinoamericana en general y la Argentina en particular referente a la mirada “liberal” hacia el Estado de Israel. Mas precisamente un grupete de la izquierda póstuma argentina fue la que motorizó el bochornoso escándalo de suspensión del partido amistoso entre Argentina e Israel.

Deje una respuesta