El ex ministro de Energía de Israel, Gonen Segev, fue arrestado bajo sospecha de espiar para Irán, reveló este lunes a medios de comunicación el Servicio de Seguridad General (Shin Bet).

Segev fue arrestado por el Shin Bet y la Policía de Israel el mes de mayo pasado bajo sospecha de haber cometido delitos de ayuda y otorgamiento de información al enemigo en tiempos de guerra y de espiar contra el Estado de Israel.

Al final de la investigación, el pasado viernes 15 de junio de 2018, la Fiscalía del Distrito de Jerusalén presentó una acusación formal contra Segev en el Tribunal del Distrito de Jerusalén por estos delitos, así como por otros diversos delitos de otorgamiento de información al enemigo. La acusación fue aprobada por el Fiscal General y el Fiscal del Estado de Israel.

Segev, que anteriormente había sido declarado culpable en 2005 por tráfico de drogas (que incluyó un intento de trasladar 30 mil pastillas de éxtasis desde Holanda hacia Israel), falsificación y fraude en comercio electrónico, había vivido en Nigeria en los últimos años. Llegó a Guinea Ecuatorial en mayo de 2018. Segev fue trasladado a Israel a petición de la Policía de Israel, después de que Guinea Ecuatorial se negara a permitirle ingresar a su territorio debido a su historial criminal.

Segev fue detenido para ser interrogado por el Shin Bet y la Policía inmediatamente después de su llegada a Israel, tras información de que Segev mantenía contactos con funcionarios de inteligencia iraní y los ayudaba en sus actividades contra el Estado de Israel.

Una investigación del Shin Bet y la policía determinó que Segev fue reclutado y actuó como agente en nombre de la inteligencia iraní, y que en 2012 se estableció una conexión entre Segev y elementos de la embajada iraní en Nigeria.

La investigación reveló que Segev se reunió con operadores iraníes en todo el mundo, en hoteles y apartamentos que se cree que se utilizan para actividades secretas del régimen de Teherán. Segev también recibió un sistema secreto de comunicaciones para encriptar los mensajes entre él y sus operadores.

La investigación también reveló que Segev dio a sus operadores información relacionada con el mercado de energía, sitios de seguridad en Israel, edificios y funcionarios en cuerpos políticos y de seguridad israelíes, entre otro tipo de información sensible.

Para cumplir con las tareas que recibió de sus operadores iraníes, Segev mantuvo lazos con ciudadanos israelíes relacionados al campo de la seguridad y asuntos exteriores del Estado de Israel. Segev trabajó para conectar a algunos de los ciudadanos israelíes con la inteligencia iraní, mientras trataba de engañarlos y presentar a los iraníes simplemente como comerciantes.

Nacido en Israel en 1956, Segev sirvió como piloto militar en la Fuerza Aérea de Israel en la década de 1970, alcanzando el rango de capitán. Después de su servicio, estudió medicina en la Universidad de Ben-Gurion en el Néguev.

Fue elegido miembro de la Knéset en 1992 como parte del ahora extinto partido, Tzomet, y se sintió atraído a unirse al gobierno de Yitzhak Rabin como ministro de energía en 1994, y tras el asesinato del primer ministro, continuó con el cargo bajo el efímero gobierno de Shimon Peres que le siguió. Poco después abandonó la política y comenzó una vida en el comercio que terminó por llevarlo a los delitos por los que fue arrestado en 2005.

 

Vía Arutz Sheva

Sin comentarios

Deje una respuesta