Empleados de Fortunato Ricardo Quesada Seminario, embajador de Perú en Israel, lo denunciaron por maltrato laboral durante su permanencia en su residencia de Tel Aviv.

Jesús Alvarado y Romina Teves, cocinero y empleada de la residencia, detallaron el martirio que vivieron a su llegada al Medio Oriente.

“Aquí (en Israel), donde a la mujer se le respeta y si le haces algo vas preso, se viven dos realidades distintas. La otra es vivir sin poder salir y hablar…porque soy la c***, la vieja de m***”, señaló Teves, entre otros calificativos aún mas fuertes.

Alvarado, por su parte, afirmó que Quesada Seminario lo obligó a trabajar horas extras sin paga, lo humilló diciendo que su comida era fea y que nunca tuvo descanso.

Seminario fue ministro en El Salvador, Bolivia y Acre – Brasil. También trabajó como cónsul en Nueva York y fue nombrado director de protocolo de Palacio de Gobierno por Pedro Pablo Kuczysnski.

En octubre del 2017 fue nombrado embajador peruano en Israel. Se supo además que era muy cercano al ex presidente, Kuczynski.

En marzo de este año viajó hacia Medio Oriente. Fue precisamente él quien eligió a las personas con las que trabajaría en la residencia de la capital israelí.

Audios reveladores

Fueron presentados unos audios reveladores en torno al diplomático que, entre otras conductas reprochables, habría restado USD 550 de los USD 1650 que correspondían por sus haberes a sus trabajadores.

¿Qué se escucha en los audios?

“A Víctor, a Debbie, a Romina y a Jesús los puedo botar el día que me dé la gana y aquí tu plata y chau”, afirmó Quesada Seminario.

Investigación en su contra

El ministro de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio, se pronunció en Twitter: “Ante las denuncias de abuso y maltratos del Embajador del Perú en Israel, Fortunato Quesada, dispondré su inmediato retorno al país y el inicio de la investigación correspondiente”.

 

Vía Perú 21

Sin comentarios

Deje una respuesta