El empresario israelí Uri Levine, cofundador de la aplicación Waze, que se vendió a Google en 2013 por más de mil millones de dólares, ahora puso su mira en la navegación del proceso de reembolso del IVA, a menudo impenetrable para los turistas, a través de Refundit.

En muchos países, se aplica un impuesto al valor agregado (IVA) sobre los bienes y servicios, pero no se aplica a los artículos comprados y sacados del país por no residentes. Los turistas pagan el impuesto en el punto de compra y luego deben solicitar un reembolso a medida que salen del país.

Junto con su cofundador Ziv Tirosh, Levine ha creado una aplicación que puede hacer que el proceso de reembolso sea más eficiente, lo que permite a los reclamantes ahorrarse retrasos, estrés y mucha frustración.

“Alrededor del 90% de los reembolsos del IVA, unos 23 mil millones de euros, no llega a los bolsillos de los turistas. Nuestra misión es asegurarnos de que obtengan lo que les pertenece por derecho. Eso sucede como resultado están en línea una hora con la aduana, rellenando formularios incorrectos”, expresó Levine en un comunicado anunciando la aplicación.

Más de 50 países permiten a los turistas obtener reembolsos del IVA por las compras de los productos que realizan cuando viajan. El problema es que para obtener un reembolso del IVA, los turistas deben pasar por un proceso laborioso que puede incluir hacer cola en el aeropuerto, mantener sus compras desempaquetadas y al alcance de la mano; navegando formas complejas que los propietarios de tiendas no siempre tienen y, al final, no siempre obtienen su dinero debido a la falta de un papel o porque el mostrador se cierra en el momento en que salen del país

Todo esto es lo que Refundit, una startup establecida en Tel Aviv en 2017, está buscando cambiar. La aplicación proporciona una solución móvil y hace que el proceso sea digital, por lo que los turistas que han estado de compras en Europa ahorran tiempo y dinero. Las autoridades fiscales se beneficiarán de la digitalización, al aprobar los reembolsos en línea, y también obtendrán el beneficio de recopilar grandes volúmenes de datos para realizar análisis avanzados, usar capacidades de inteligencia artificial e integrar la prevención del fraude en el proceso.

“Nuestra comisión será lejos la más baja en la industria”, dijo Tirosh. Se planea que sea entre el 9% y el 10%, mientras que las comisiones actuales oscilan entre el 25% y el 65%.

 

Vía Times of Israel

Sin comentarios

Deje una respuesta