El presidente de Israel, Reuven Rivlin, aseguró que siguen comprometidos con aliviar las terribles condiciones humanitarias en la Franja de Gaza, pero no permitirá mayores esfuerzos para revivir el enclave palestino hasta que los cuerpos de dos soldados israelíes (Oron Shaul y Hadar Goldin) detenidos por Hamás sean devueltos.

“Mientras Hamás siga dirigiendo Gaza como lo hace con un solo propósito, la destrucción del Estado de Israel y el ataque a sus ciudadanos, y retengae los cuerpos de nuestros soldados que no regresaron de la batalla, Gaza no será rehabilitada”, dijo Rivlin, durante una ceremonia en el cementerio militar Monte Herzl en Jerusalén para las tropas israelíes asesinadas en la guerra de Gaza en 2014.

“Lo lamentamos por los habitantes de Gaza que se pudren bajo el yugo de Hamás: por los niños que viven en dificultades, sin infraestructura básica, condiciones sanitarias y escasez de alimentos”.

Las familias de Shaul y Goldin, que han encabezado una campaña para el regreso de los cuerpos de sus hijos, boicotearon la ceremonia en protesta al Gobierno: “Es inconcebible que estén santificando la rehabilitación de Gaza antes que los cuerpos de nuestros niños sean devueltos”, dijo Leah Goldin, la madre de Hadar, a Hadashot TV desde la “ceremonia conmemorativa alternativa” frente a la residencia del primer ministro.

Leah también criticó a Benjamín Netanyahu por no hablar regularmente con las familias: “Hizo lo contrario de lo que se nos prometió. Estamos hartos”

“Continuamos invirtiendo grandes esfuerzos en el regreso de nuestros guerreros: Oron Shaul y Hadar Goldin. No todo es visible a simple vista y eso es algo bueno. Este es un compromiso que continuará sin interrupción hasta su regreso”, expresó Netanyahu en la ceremonia en el Monte Herzl.

 

Vía Times of Israel

Sin comentarios

Deje una respuesta