El viernes 6 de julio a las 12hs, se llevará a cabo la firma de un convenio entre la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, el Congreso Judío Latinoamericano y la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) para comenzar a trabajar en la filmación de testimonios de Familiares de Víctimas y Sobrevivientes del Atentado a la AMIA para que sean parte del archivo audiovisual dentro del Archivo Nacional de la Memoria.

El secretario de la Secretaría de derechos humanos de la Nación, Lic. Claudio Avruj dialogó con VIS A VIS acerca de la firma del convenio que se producirá mañana.

“Esto es una idea conjunta que nació entre AMIA y el Congreso Judío Latinoamericano que vieron el trabajo que venimos haciendo y potenciando en el Archivo Nacional de la Memoria (ANM); nuestra mirada es que el ANM sea también el de la reconstrucción democrática y dé cuenta de todas los hechos o sucesos que nos fueron pasando en la sociedad, algunas buenas y otras no tan buenas, como es en este caso, el Atentado a la AMIA. Tener el testimonio fílmico de los sobrevivientes, familiares y que pasen a ocupar un lugar en el archivo documental, es muy importante. Es una conjunción de esfuerzos y una sincronicidad de ideas y miradas en cuanto al trabajo”, señaló el secretario.

Con respecto a la importancia de fomentar estas actividades de memoria de momentos trágicos, oscuros y, por ahora, sin justicia de nuestro país, Avruj expresó: “Primero hay que reafirmar que acá hay un elemento trascendental: la Justicia. Poder salir de la impunidad en la que todavía está el Atentado a la AMIA va a ser la pieza central que permitirá la incorporación, como corresponde, al colectivo de la sociedad y la memoria. En función de eso, todas las herramientas que tenga el Estado a su disposición hay que ponerlas. El Estado no puede ser ajeno, pensar y vivir como que el atentado es potestad de las víctimas de la comunidad judía o de la AMIA-DAIA. Cuando se toman este tipo de decisiones de alimentar un acervo documental, incorporar una ley de la memoria en la educación, cuando se genera un monumento o se simboliza un sitio; estas son señales importantes para profundizar la memoria y hacer un ejercicio permanente de la misma, y obviamente, acompañar el acto central del 18 de julio de parte de todos los sectores de la sociedad, es un acto de memoria fundamental”.

El ex director ejecutivo de la DAIA señaló que los 18 de julio “lo vivo como un ser humano sensible, preocupado por las realidades  de nuestro tiempo, un funcionario comprometido y ,fundamentalmente,  un judío totalmente involucrado en la comunidad. Desde todo punto de vista este proyecto me honra, me sensibiliza y me emociona”. 

Sin comentarios

Deje una respuesta