El juicio contra el ex ministro de Energía israelí Gonen Segev, imputado en junio por espionaje a favor de Irán, ha arrancado este jueves, día en el que Segev ha sido visto por primera vez en público desde su arresto en mayo. Segev ha comparecido ante un tribunal de Jerusalén por los cargos de espionaje, ayudar a un enemigo en tiempo de guerra y entregar información al enemigo, según ha informado el diario local ‘Yedioth Ahronoth’. El Shin Bet ha detallado antes del inicio del juicio que el exministro “actuó como agente en nombre de la Inteligencia iraní” y ha agregado que la conexión entre Segev y Teherán se inició en 2012 a través de “oficiales de la Embajada iraní en Nigeria”. “Parece ser que Segev facilitó información relacionada con el sector energético, lugares de seguridad en Israel, edificios y personas que llevaban a cabo funciones a nivel diplomático y de seguridad”, ha agregado. Segev, que fue condenado hace años por tráfico de drogas, falsificación documental y fraude en comercio electrónico, ha vivido los últimos años en Nigeria y viajó recientemente a Guinea Ecuatorial. El exministro fue detenido en este país tras serle negada la entrada y trasladado a Israel a petición de la Policía israelí. A su llegada fue detenido por el Shin Bet debido a la existencia de información de Inteligencia que apuntaba a que el exministro había mantenido contactos con los servicios de Inteligencia de Irán. Las investigaciones apuntan a que Segev se reunió con funcionarios iraníes en varios puntos del mundo y recibió un sistema de encriptación para facilitar sus comunicaciones.

Europa Press

Sin comentarios

Deje una respuesta