Billi Crook, jugador del Braintree Town, de la Quinta División de Inglaterra, fue multado, suspendido por cinco partidos y asistirá a un curso educativo luego de haberle gritado “judío de mierda” a Scott Shulton, actual futbolista del Hemel Hempstead pero que en ese momento compartía equipo.

La Federación inglesa “consideró unánimemente que este lenguaje era insultante y/o abusivo, e hizo referencia a la religión, el origen étnico y/o la raza, ya que es antisemita”.

Shulton opinó sobre la sanción hacia su ex compañero: “Estoy realmente satisfecho con el resultado. Es inaceptable que hoy en día, en esta época, alguien sea atacado por su raza, religión o etnia. Les agradezco por todo el apoyo que he recibido a los jugadores, dirigentes y todos en el Hemel”.

El jugador del Hemel Hempstead tiene una particularidad: representó a Macabi Gran Bretaña en la Macabeada Mundial 2009, en Israel.

 

Vía CFCA

 

Sin comentarios

Deje una respuesta