En el ranking elaborado por la organización Mejores Países del planeta, se ubicó a Israel en el 8vo lugar como potencia mundial. Estos países proyectan su influencia en el escenario mundial. Los Estados Unidos y Rusia encabezan esta lista, luego lo siguen China, Alemania y Reino Unido de Gran Bretaña; continuán Francia en el sexto lugar, viene Japón e Israel.

Israel, la única nación judía en el mundo, es un pequeño país en la costa oriental del mar Mediterráneo. Por su tamaño relativamente pequeño, el país ha jugado un papel importante en los asuntos mundiales . El país tiene una economía fuerte, hitos importantes para varias religiones y relaciones tensas con muchos de sus vecinos árabes.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los británicos se retiraron de su mandato de Palestina, y las Naciones Unidas propusieron dividir el área en estados árabes y judíos, una idea que se opusieron los árabes. No obstante, los israelíes declararon la independencia en 1948 y el nuevo país derrotó a los árabes en una serie de guerras.

Siete décadas más tarde, los límites todavía se disputan acaloradamente. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votó en 2016 para condenar los asentamientos israelíes en el área, lo que llevó a Israel a suspender los lazos con muchas naciones que votaron a favor de la resolución. El reconocimiento del presidente de EE. UU. Donald Trump a Jersualem como capital de Israel a fines de 2017 provocó más disturbios.

Israel es una democracia parlamentaria compuesta por seis distritos. Israel reclama a Jerusalén como su capital, aunque no ha recibido un amplio reconocimiento internacional. La mayoría de los países extranjeros todavía conservan sus embajadas en Tel Aviv.

Israel tiene una economía de mercado tecnológicamente avanzada con diamantes cortados, equipos de alta tecnología y productos farmacéuticos entre sus principales exportaciones. El país está muy desarrollado en términos de esperanza de vida, educación , ingreso per cápita y otros indicadores del índice de desarrollo humano . Pero el país también tiene una de las economías más desiguales del mundo occidental, con importantes brechas entre ricos y pobres.

Si bien la cultura de los judíos israelíes y la minoría árabe se ha mantenido bastante separada, el país ha sido influenciado por inmigrantes judíos de todo el mundo, muchos de los cuales han contribuido significativamente a la ciencia, la política y las artes. El país alberga algunos de los sitios más sagrados del mundo, como el Muro de los Lamentos, la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al Aqsa.. Israel es miembro de numerosas organizaciones internacionales, incluidas las Naciones Unidas y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Sin comentarios

Deje una respuesta