Judíos, musulmanes y cristianos, jóvenes y adultos, la mayoría de ellos desconocidos el uno del otro, renunciaron a dormir una noche por la oportunidad de cantar “One Love”, de Bob Marley, en tres idiomas distintos como muestra de unidad de Israel.

El evento fue organizado por Koolulam, un proyecto musical social que reunió a todas las personas para filmar la producción conjunta.

La noche en que se realizó el evento fue Eid al-Fitr, una festividad que marca el final del Ramadán, el mes musulmán de ayuno e introspección, y la visita en Jerusalén de Kyai Haji Yahya Cholil Staquf, secretario general de Nahdlatul Ulama, con sede en Indonesia, la organización musulmana más grande del mundo con más de 60 millones de miembros.

Staquf había visto un video de Koolulam y contactó a la organización para avisar que iría a Israel y quería ser parte de un evento de música social interreligioso. Coincidentemente, la Torre de David y Jerusalem.com (un sitio web que ofrece visitas virtuales y en persona de Jerusalén) quería patrocinar un evento de tal magnitud. Así lo expresó la cofundadora y gerenta general de Koolulam, Michal Shahaf Shneiderman.

“Fue una confluencia increíble y se ajustó a nuestra agenda, que cada persona pueda ser parte de nuestro evento sin importar de dónde viene o qué cree”, expresó Schneiderman. “¿Y qué podría ser mejor que este lugar histórico para alojar a personas de tres religiones que cantan juntas en inglés, hebreo y árabe? Afortunadamente, todos vinieron y cantaron con nosotros”, comentó.

Los boletos de Koolulam siempre se agotan rápidamente, pero había menos boletos disponibles de lo normal debido a limitaciones de espacio en la Torre de David. Se vendieron en siete minutos.

Después de que la multitud ingresara a la antigua ciudad, convertida en museo de la historia de Jerusalén, se les entregaron hojas con las letras y se dividieron en grupos de soprano, alto y barítono para pasar los siguientes 45 minutos aprendiendo sus partes.

Staquf, junto con el hermano Franz von Sales y el activista interreligioso israelí Rabino Yakov Nagen, dieron saludos y bendiciones a todos los que participaron de la reunión.

Cuando los sopranos, altos y barítonos volvieron a reunirse en el escenario, Yefet realizó cinco tomas de “One Love” que combinaban las 800 voces.

La directora del Museo Torre de David, Eilat Lieber, agradeció la oportunidad de reunir a tantas personas en todo el mundo “para promover mensajes de paz, respeto y amistad”.

 

Vía ISRAEL21c

Sin comentarios

Deje una respuesta