El basquetbolista Draymond Green, jugador del último campeón de la NBA, Golden State, se reunió en Israel con el presidente Reuven Rivlin y visitó un campo de entrenamiento de la policía, donde se animó a disparar un gran rifle.

Sobre el encuentro, Rivlin dijo que esperaba que fuera “la primera de muchas visitas” de Green, a quien luego elogió: “No todos los días me encuentro con una súper estrella. Verlo jugar es un verdadero placer”.

 

De todas formas, desde algunos sectores lo criticaron. Tal fue el caso de Shaun King, escritor estadounidense y activista de los derechos civiles, quien dijo: “Destellar una sonrisa así con un rifle de francotirador en Israel, en un viaje patrocinado por Amigos de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), es horriblemente ofensivo. Recientemente han asesinado a cientos de palestinos desarmados con esos rifles”.

“Es, francamente, impactante ver a Draymond Green sonriendo y disparando armas de la policía fronteriza. Estas unidades policiales  antiterroristas son parte de un ejército que mató a tiros a más de 60 palestinos que protestaban en la frontera hace menos de dos meses”, expresó Dave Zirin, escritor del diario The Nation.

 

Vía JTA

Sin comentarios

Deje una respuesta