La Internacional Socialista apoyó al BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones, a Israel) tras una decisión tomada por el consejo de la organización en su reunión celebrada en Ginebra, Suiza, entre los 26 y 27 de junio pasado. Ante eso, la Organización Sionista Argentina (OSA) emitió un comunicado repudiando dicho apoyo y su presidente, Sergio Pikholtz, dialogó con Vis á Vis y volvió a ratificar la dureza de lo publicado por la entidad judía.

Además, se refirió al pedido de extradición realizado por la Argentina para la detención del planificador del atentado a la AMIA, Alí Akbar Velayati, quien visitó Rusia y ahora está en China.

Por último, Pikholtz cree que “por miedo a represalias”  los medios internacionales no mencionan la ayuda de Israel en el rescate de los niños de Tailandia.

– La OSA emitió un comunicado repudiando el apoyo de la Internacional Socialista al BDS, ¿cuál es tu mirada personal al respecto?

Desde lo personal no me extraña la posición de la Internacional Socialista (IS), el socialismo europeo especialmente ha sido una enorme fuente de judeofobia y ataques al estado de Israel. Tengo entendido, según me dicen, que incluso partidos políticos socialistas se han alejado de la IS por sus posiciones delirantes y destructivas y que incluso planean abandonar el grupo. Aplaudo en ese sentido al laborismo israelí, que ya lo ha hecho, y creo que las fuerzas democráticas y libres del mundo, más allá de su posicionamiento político, deben alejarse de este grupo de difamadores y judeófobos.

– ¿Considerás que es casualidad el encuentro del presunto planificador del atentado a la AMIA con Vladimir Putin, a pocos días del 24º aniversario del atentado a la AMIA, teniendo en cuenta que Benajmín Netanyahu está en Rusia tratando de mejorar las relaciones bilaterales?

La verdad es que no lo sé. No es la primera vez que Velayati sale de Irán. Hace unos meses estuvo en Singapur y si mal no recuerdo también estuvo en el Líbano. Según han publicado, Velayati está en Rusia enviado por el Ayatollah por las implicancias del retiro de Estados Unidos en el tema del acuerdo nuclear, y es probable que tampoco su viaje sea ajeno a las relaciones que el primer ministro israelí, Bibi Netanyahu, sostiene con Putin.

– Al pedir la detención y extradición de Velayati a Rusia y China (donde está ahora), ¿creés que Argentina sienta un precedente o será más de lo mismo?

Me parece importantísimo que la Argentina haya pedido la extradición de Velayati y esperemos que no sea más de lo mismo. La búsqueda de justicia y el traslado a la Argentina de los imputados para juzgarlos no puede ni debe ser interrumpido. En este sentido, comparto las declaraciones del presidente de la AMIA (Agustín Zbar), que manifestó que queda claro lo inútil del memorándum con Irán firmado por (Héctor) Timerman y Cristina Kirchner, y que con ejecutar los acuerdos de extradición cuando fuera posible alcanzaba.

– Al haber un tratado de extradición vigente, ¿es obligación de Rusia detenerlo y extraditarlo o no?

No soy abogado y tampoco estoy especialmente involucrado en la causa, aunque como presidente de una de las organizaciones centrales de la comunidad y miembro del RAT de AMIA me mantengo informado y atento. Confío en el pedido de la justicia argentina a Rusia y creo fundamental que la política y la diplomacia de nuestro país activen los mecanismos que lleven a la extradición.

– ¿Qué reflexión podés hacer como presidente de la OSA de la poca difusión que tuvo, pese a la trascendental actuación que tuvieron los socorristas israelíes en el rescate de Tailandia?

Tampoco me extraña esto. Israel ha sido el alma del rescate con el sistema de comunicaciones diseñado por MAXTECH. Pocos saben que el operativo fue conducido desde Israel con más de 70 dispositivos de comunicaciones monitoreados por ingenieros y técnicos, uno de ellos argentino. Los medios prefieren callar porque hablar bien de Israel piensan que los expone a acciones de represalia, como por ejemplo lo que pasó con ese escuadrón de matones que chantajeó a la selección en Barcelona y logró su cometido. Saben los medios que los judíos y los sionistas no saldremos a manifestarnos violentamente si no cuentan la verdad de lo glorioso de la actuación de la nación judía en cualquier emergencia que se produzca. Lo saben en la misma medida que saben que si hablan bien, los judeófobos de siempre, Biondini, D’Elía y varios más, van a comportarse violentamente. El miedo paraliza y por eso prefieren no hablar, no porque no sepan que Israel es una verdadera fuente de soluciones y ayuda en cada rincón del globo que haga falta.

Sin comentarios

Deje una respuesta