El niño, Karim Jumhur, de 7 años, fue secuestrado de su casa en parte del triángulo, (concentración de ciudades y pueblos árabe-israelíes ubicada junto a la Línea Verde, en el Sharon.

Karim fue llevado a los territorios palestinos, dijo el comisionado de Policía Roni Alsheich el viernes, por primera vez, revelando el paradero del niño que fue secuestrado frente a su casa en la ciudad árabe de Kalansuw a el martes.

“Desde que los perpetradores lo llevaron a los territorios palestinos, consideramos que la Autoridad Palestina es directamente responsable de la seguridad de Karim hasta que sea devuelto a salvo a su familia y esperamos que actúen para cumplir con su responsabilidad”, dijo Alsheich.

La policía había arrestado a tres sospechosos por la participación del secuestro de Karim Jumhur Maklanswa, de 7 años, quien fue llevado por la fuerza de la puerta de su casa y permanece desaparecido. Los tres, hombres de 26, 27 y 41 años, serán llevados al Juzgado de Paz de Rishon Letzion, para extender su prisión preventiva.

En el dramático video del momento del secuestro, se vio a Karim jugando afuera con otro niño, cuando el auto se acerca a la entrada de la casa. El conductor llamó a los dos niños y les hizo algunas preguntas y de repente otro hombre enmascarado vino y arrojó a Karim dentro del automóvil. Un momento después, el conductor del vehículo se alejó. El otro niño que presenció la escena y estaba junto a Karim corrió rápidamente hacia la entrada de la casa gritando: “Secuestrado, secuestrado”.
La familia de Jumhur manifestó que, si el otro niño no hubiese estado al lado de Karim, nadie sabría que había sido secuestrado. Según las sospechas, el niño fue llevado a los territorios y altos funcionarios en Qalanswa están tratando de localizar su ubicación.

El mismo niño le informó que uno de los pasajeros les dijo que el automóvil tenía dinero para el padre de Karim, Jaber Jumhour. “Aquí hay dinero para Jaber y hay algo grande en la parte trasera, abre la puerta”, les dijo uno de los pasajeros, según el testigo.

Jaber, el padre de Karim, dijo que le pidieron cuatro millones de shékels por el regreso del niño y no quiero pagar … Estoy esperando que el niño regrese a casa lleno y saludable”.

Decenas de residentes de Qalanswa se manifestaron cerca de la estación de policía de Kedma en solidaridad con el niño secuestrado, agitando letreros que decían “Todos somos Karim.

JPost

Sin comentarios

Deje una respuesta