Evian-les-Bains, 11 de julio

El Dr. Shimon Samuels, Director de Relaciones Internacionales del Centro Wiesenthal, fue invitado al acto de apertura de la reunión internacional de expertos celebrada en Evian en ocasión del  80° aniversario de la famosa Conferencia de 1938 sobre Refugiados Judíos del Nazismo.

Originalmente, la Conferencia original de antes de la guerra,  estaba prevista para ser realizada en el centro diplomático de Ginebra, pero debido a la proclamación suiza de “neutralidad”,  se trasladó al otro lado del lago,  a la localidad francesa de Evian-les-Bains.

Hoy,  “la nueva visita a Evian” , o como la denomina Samuels, “Evian II”,  fue organizada por Elihu “Hugh” Baver de New Hampshire, EE. UU. y patrocinadores liderados por la Fundación Lantos para los Derechos Humanos y la Justicia.  La misma tuvo lugar en el Hotel Royal, el lugar donde fuera celebrada “Evian I.”

“Evian fue una sentencia de muerte al:

– confirmar el pensamiento de Hitler de que nadie y en ninguna parte quería a los judíos;

– establecer un escenario de indiferencia  para los sucesos acaecidos en  Munich unas semanas

  más tarde;

– justificar el Libro Blanco británico que cerró las puertas del Mandato de Palestina;

– dar validez al Protocolo de Wannsee de 1942, que enumeró el número de judíos a ser asesinados por cada país, totalizando más de 11 millones “

“De los 32 países representados, 31 Embajadores se levantaron para explicar por qué no  acogerían judíos.  Sólo uno, la República Dominicana, ofreció 100.000 visas para granjeros judíos alemanes solteros.  Se esperaba que se casaran con mujeres dominicanas.  Pero, pese a que había muy pocos  agricultores,   unos 500 llegaron después del estallido de la guerra,  los últimos en abandonar Europa “.

“A su llegada fueron enviados a la aldea costera de Sosúa, donde establecieron dos cooperativas: una para la leche y  otra  para la carne “.

En 1971, Samuels  se encontraba investigando para brindar programas israelíes de asistencia técnica en Costa Rica, Guatemala, Panamá, Haití y la República Dominicana.

En Santo Domingo, escuchó la historia de Sosúa y entrevistó a líderes comunitarios. Sus hallazgos fueron publicados en la edición de 1972 del American Jewish Year Book [ver el informe adjunto] titulado “Sosúa: Moshav en el Caribe”.

Desde Sosúa en el norte, continuó hacia Azúa en el sur, donde un equipo israelí especialista en  asentamientos rurales capacitaba a los en  gestión cooperativa a los “campesinos” (agriculto

res).  Samuels llegó justo a tiempo para unirse al equipo y terminar la construcción de una pequeña iglesia.

Subrayó que “para mí, el viaje de Sosúa a Azúa  fue dramático por todo lo que representaba:

– Desde 1938, una total impotencia de la condición judía …

– Hacia 1948, el retorno judío a la historia, la geografía y la soberanía …

– Un equipo de asistencia técnica del Estado de Israel  construyendo una iglesia para los “campesinos” dominicanos … “

“La semana pasada, Bahrein fue anfitrión del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, institución que ha sido un campo de batalla a causa del robo de las narrativas judía y cristiana.

Ahora, sin embargo, estábamos defendiendo la causa de Moises Ville, un pueblo establecido en 1889 por la ACI- Fundación del Barón Hirsh en París, para los fugitivos judíos que huían de los pogromos rusos y ucranianos.

Presentamos a Moises Ville para ser reconocido como Patrimonio de la Humanidad en agradecimiento a la Argentina por acoger y absorber refugiados judíos quienes, a su vez, correspondieron actuando como ciudadanos leales y productivos “…

Después de mi presentación, el Embajador dominicano se me acercó: “¿Por qué no Sosúa?” … “¿Por qué no? Porque estos ejemplos de absorción exitosa no se detuvieron en la “admisión”, sino que dieron un paso más hacia la “aceptación”.   Estos son modelos a seguir,  mejores prácticas para la actualidad”.

Samuels anunció un acuerdo, hecho en esta conferencia “Evian II”: “Trabajar con la veterana de Sosúa, Edith Meyerstein, para buscar el apoyo del gobierno dominicano para comenzar una campaña para que Sosúa sea reconocida como Patrimonio Mundial Dominicano”.

Evian conlleva otro mensaje … la justificación indiscutible para un Estado judío … el judío errante tiene un hogar … no hay más refugiados judíos … para los judíos, nunca más puede haber otro Evian”, concluyó Samuels.

Sin comentarios

Deje una respuesta