El Museo Nacional de Historia Judía Militar de Washington DC, Estados Unidos, recibió una amenaza de bomba, lo que obligó a la policía a despejar toda la zona.

La llamada la hizo una persona de voz masculina con acento extranjero y dijo que habría una bomba en el edificio el jueves y el viernes.

“Fue impactante. Estuve estancado por un minuto”, afirmó Vincent Edwards, asistente del centro de comunicaciones del Museo.

La policía registró el edificio, pero no encontraron ninguna bomba. El establecimiento se normalizó en sus funciones tres horas después.

La coordinadora de programas y relaciones públicas del museo, Anna Selman, le dijo a JTA que la situación era “estresante”. “Mucha gente en este edificio es militar, por lo que es algo que algunos de nosotros hemos tratado, pero definitivamente no es normal”, comentó.

El museo, fundado en 1958, tiene como objetivo “preservar las contribuciones de los judíos estadounidenses a la paz y la libertad de los Estados Unidos, y educar al público sobre la valentía, el heroísmo y los sacrificios hechos por los judíos estadounidenses que sirvieron en las fuerzas armadas”.

 

Vía JTA

Sin comentarios

Deje una respuesta