Ariel Frumkin con su familia, que la conforman su esposa y tres hijos viven en Israel. A partir de lo que le sucedió a su hijo Eitan cuando comenzaron a sonar las sirenas de alerta, decidió contarle al mundo lo que están viviendo y los medios no cuentan. Tal vez lo que menos interese es que sea argentino, israelí o de que país. Solo hay que leerlo para entender la desesperación de saber si una bomba no va a explotar dentro de tu casa a las 3 de la mañana. Decidió escribirlo en una carta que se está viralizando y Vis a Vis la decidió publicar para que se pueda entender y compartir desde el “otro lado”, el que la mayoría de la prensa internacional ignora.

“Mi nombre es Ariel Frumkin y vivo en Israel junto a mi esposa y tres hijos. Hoy mi hijo mayor, Eitan de 6 años, estaba volviendo de una clase junto a un amiguito (que vive exactamente enfrente nuestro, en una calle tipo holandesa) y su hermano mayor de unos once anios. Mis hijas Meital y Halel de 1 1/2 y 3 anios estaban en casa con la niñera.

Nosotros vivimos en una casa con una entrada larga, una especie de pasillo. Eitan estaba entrando a casa (todavia no habia llegado a la puerta) cuando suena la sirena de alerta roja. Su amiguito y el hermano, seguramente asustados como no podria ser de otra manera,salen corriendo hacia su casa dejando a Eitan solo enfrente de la puerta.

Imaginense la desesperacion de un chico de 6 años golpeando la puerta para que le abran, mientras suena la sirena avisando que un misil se acerca. Mas tarde, cuando yo llegue a casa, me contó que tuvo mucho miedo, yo tambien lo hubiera tenido, y que se largo a llorar. Pero recalco que a pesar de todo siguio golpeando la puerta para que la niñera lo escuche y le abra, cosa que sucedio despues de unos segundos.
Ya dentro de casa corrieron al refugio que tenemos y esperaron ahi que cesara la alarma.
Imaginense lo que siente un chico sabiendo que su casa está siendo atacada. Que siente sabiendo que un misil se esta acercando y no sabe donde va a caer.

En los diarios del mundo no sale una sola palabra de los ataques que Israel esta sufriendo, mas de 400 misiles en tres dias. Solo sale publicado que Israel bombardea Gaza, que Israel mata palestinos, que Israel ataca civiles, etc. Publican fotos de masacres en Siria como si fueran en Gaza. Todas mentiras. Lo que Israel hace es defender a Eitan, Halel y Meital y al resto de los chicos de Israel (sobre todo los que viven en el sur, que sufren lo que sufrieron hoy mis hijos, varias veces al dia). Los defiende para que puedan vivir sin miedo a que los terroristas palestinos los ataquen en sus propias casas. Para que puedan salir a jugar sin tener miedo que les caiga un misil encima.

Los soldados que nos protegen, son nuestros hijos, primos, sobrinos que estan cumpliendo con su servicio militar, o amigos, companieros de trabajo, profesores que fueron llamados a la reserva. O sea son el pueblo. Nuestros soldados no son asesinos, no matan inocentes, matan terroristas. Ellos me estan defendiendo a mi y a mi familia, y le pido a D-os que los proteja y los devuelva sanos y salvos a sus hogares.
Si es que civiles palestinos mueren, es por que el Hamas los usa de escudos humanos. Asi mismo Israel avisa por varios medios a los palestinos antes de atacar, para que si es que el Hamas les permite, escapen y se pongan a salvo.

Estamos en guerra, una guerra donde los palestinos ven a Eitan, Halel, Meital y demas chicos y ciudadanos de Israel como enemigos. Una guerra donde los victimarios son vistos por la prensa internacional como victimas mientras que Israel es criticada por defender a su pueblo.
Yo no lo soporto mas, no puedo quedar en silencio e indiferente a tanta mentira. Es por eso que le pido a quien lea esto, reflexione, se informe en forma independiente y objetiva, en vez de tomar por cierto las diatrivas antisemitas de la prensa internacional”.

Esperando escuchar buenas noticias.

Ariel Frumkin

Sin comentarios

Deje una respuesta