Dos visitantes del Museo y Memorial de Auschwitz-Birkenau fueron atrapados tratando de robar ladrillos de uno de los crematorios ubicados en el antiguo campo de exterminio nazi.

Los turistas, un hombre de 36 años y una mujer de 30, ambos húngaros, fueron capturados luego de que otras dos personas los vieran escondiendo los ladrillos en una bolsa.

Admitieron el intento de robo y cada uno recibió una multa de 1.500 zlotys, aproximadamente 400 dólares, y se les impuso una sentencia de prisión en suspenso de un año.

“Explicaron que habían querido traer un recuerdo y no se dieron cuenta de las consecuencias de sus acciones”, dijo el oficial de prensa de la policía regional, Mateusz Drwal, a la agencia de noticias polaca PAP.

 

Vía JTA

Sin comentarios

Deje una respuesta