Las autoridades israelíes le negaron la entrada a Israel a una activista holandesa, Lydia de Leeuw, a raíz de su participación en la campaña de boicot contra Israel.

El ministro del Interior, Aryeh Deri, anunció la decisión en un comunicado precisando que surgió a raíz de una recomendación del ministro de Seguridad Pública y Asuntos Estratégicos, Gilad Erdan, quien también está a cargo de la lucha contra la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS).

La Oficina de Deri explicó que a la activista de Leeuw se le negó la entrada “entre otras razones porque fomenta los boicots y participa consistentemente en actividades en contra del Estado (de Israel)”.

“Ejerceré mi autoridad y evitaré la entrada a Israel de cualquier persona que busque dañar al Estado”, apuntó Deri.

“Esta mujer actúa consistentemente para boicotear y dañar a Israel, y por lo tanto evité su entrada. Ese será el caso también en el futuro cuando se trata de boicotear a los activistas que intentan ingresar a Israel”, agregó.

“Las reglas han cambiado”, destacó Erdan. “Al igual que cualquier país normal, Israel no se mantendrá de brazos cruzados frente a quienes lo intenten dañar”.

“Aquellos que promueven el boicot contra Israel y buscan dañar a sus ciudadanos no son bienvenidos aquí”, afirmó Erdan.

El caso puso sobre el tapete la aplicación de una ley relativamente nueva que permite al ministro del Interior deportar o negar la entrada a los partidarios del movimiento BDS.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta