La Federación Internacional de Judo (IJF) canceló dos torneos internacionales en los Emiratos Árabes Unidos y Túnez por no garantizar la igualdad de trato para todos los atletas.

“El Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Judo decidió suspender el Grand Slam de Abu Dhabi y el Gran Premio de Túnez hasta que se otorgue una garantía gubernamental para asegurar la participación libre e igual de todas las naciones en dichos eventos”, anunció un comunicado publicado en la página web de la entidad.

La Federación no mencionó específicamente a Israel, pero la declaración aludía a “situaciones pasadas que implicaban la negación de la participación en igualdad de condiciones de todas las federaciones miembros de la IJF, con su insignia nacional y el himno en los eventos antes mencionados”, una clara referencia a los atletas israelíes.

En 2017, un total de cinco judokas israelíes ganaron medallas en Abu Dhabi, pero los organizadores del torneo se negaron a tocar el himno nacional (Hatikva).

Los competidores israelíes también debían vestir el uniforme de la Federación Internacional de Judo y recibir sus medallas bajo una bandera de la IJF, y no de su país natal como lo hacía el resto.

La Federación afirmó: “Somos conscientes de que la situación y los incidentes registrados se deben a un contexto político e histórico complejo, pero creemos firmemente que la política no debe interferir en los deportes y que los deportes deben ser un reflejo de respeto humano, comprensión y cooperación mutua, y,  como una de las expresiones más elevadas de la humanidad, deberían tener el poder de superar cualquier otro conflicto o interés”.

 

Vía JTA

Sin comentarios

Deje una respuesta