Un palestino que agredió a un hombre judío que llevaba una kipá en un tren en Suiza fue condenado a cuatro meses de prisión por agresión, pero no fue condenado por crimen de odio. El asalto ocurrió en febrero de 2018, a bordo de un tren cerca de Lausana, según explicó Minuten 20.

El atacante es un hombre de 40 años nacido en Gaza, identificado como Mohammed. Le arrojó una camisa en la cara a la víctima, reconocido como Israel, le arrebató una botella de agua, un libro y la kipá a la víctima, arrojándola en un tacho de basura.

Mohammed, quien tiene múltiples condenas relacionadas con drogas, también robó el reloj de Israel, le rompió las gafas y golpeó al individuo judío en diversas partes del cuerpo. Según testigos, Mohammed lo amenazó con cortarle la garganta.

Johanne Gurfinkiel, secretaria general del grupo de vigilancia de la CICAD, que aborda el antisemitismo en Suiza, dijo que los detalles del caso sugieren que Mohammed seleccionó a Israel para atacarlo porque se mostraba visiblemente judío. Sin embargo, la condena del palestino, dictada el mes pasado, no hizo referencia a ningún crimen de odio como un elemento agravado de la agresión.

“No entiendo cómo el carácter antisemita de este asunto no se hizo referencia a pesar de que es claramente visible”, dijo Gurfinkiel.

 

 

Vía JTA / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta