Kuwait Airways acordó pagar los daños más los costos legales a una israelí a quien se le negó un boleto en un vuelo de Londres a Bangkok por su nacionalidad.

Mandy Blumenthal, con la ayuda de Abogados del Reino Unido para Israel, había reclamado daños y perjuicios contra la aerolínea por discriminación racial y acoso después de que ella tratara de comprar un boleto de regreso a la capital tailandesa en el aeropuerto de Heathrow, en noviembre.

El encuentro de Blumenthal en el escritorio de Kuwait Airways fue filmado y el video está disponible en YouTube. Muestra que la aerolínea estaba preparada para venderle el boleto, pero se negó una vez que vio el pasaporte israelí. El empleado de boletos explicó repetidamente que “a los titulares de pasaportes israelíes no se les permite viajar en Kuwait Airways”.

La aerolínea acordó pagar los daños a Blumenthal pero sin admitir responsabilidad, según dijeron los Abogados del Reino Unido para Israel. El informe no indicó cuánto le pagarán.

“La ley es clara: la discriminación directa por motivos de nacionalidad en la prestación de un servicio al público es ilegal”, dijo David Berens, uno de los abogados de Blumenthal. “La señora Blumenthal ha hecho un servicio para mostrar la política ilegal de Kuwait Airways, que ahora está legalmente obligada a poner fin a esta política o terminar sus servicios del Reino Unido en conjunto”.

A Berens se unieron John Bowers y Benjamin Gray en la representación de Blumenthal. Abogados del Reino Unido para Israel organizó su representación legal, informó Jewish News of London.

“Es horrible ser señalado, que te digan que no tenés permitido hacer algo por lo que eres”, dijo Blumenthal. “En mi opinión, es una política antisemita el boicot al único Estado judío”.

En 2016, Kuwait Airways finalizó su servicio de Nueva York a Londres por su negativa a transportar pasajeros israelíes, lo que llevó al Departamento de Transporte de EE. UU. a emitir un ultimátum a la empresa. La aerolínea también fue llevada a los tribunales en Alemania por negarse a llevar a los israelíes, pero un tribunal de Frankfurt dictaminó que la práctica era legal.

 

Vía JTA

Sin comentarios

Deje una respuesta