Durante todo el fin de semana, representantes de comunidades judías de Argentina y América Latina junto a voluntarios/profesionales de las distintas instituciones, educadores y jóvenes de las tnuot participaron activamente del Encuentro Sionista Latinoamericano organizado entre la Organización Sionista Mundial, el Departamento de Actividades para la Diáspora y la Organización Sionista Argentina.

A través de paneles y charlas al estilo TED se debatió acerca del sionismo en el siglo XXI, la relación entre Israel y la Diáspora y las formas de reconfigurar el modelo de las federaciones para estar más cerca de las necesidades que hoy las comunidades están necesitando.

El seminario comenzó el sábado a la noche en el segundo piso del Hotel American con una Havdalá y luego se realizó un cocktail para los presentes. Entre las personas que se encontraban estaba el presidente de la Organización Sionista Mundial, Abraham Duvdevani; Gusti Yehoshua Braverman. integrante del Ejecutivo de la OSM y líder del Departamento de Actividades para la Diáspora de dicha organización; Itamar Sternberg, representante del Ejecutivo Sionista; Sergio Pikholtz, presidente de la Organización Sionista Argentina; representantes del interior del Confederal de la OSA; el director ejecutivo del Seminario Rabínico Latinoamericano, Rab. Ariel Stofenmacher; Edgardo Band, presidente de Mercaz Argentina; Mario Sobol, presidente de Avodá Argentina; Alberto Hammerschlag, vicepresidente 1°de la DAIA.

Allí hablaron los máximos representantes de la OSM y la OSA de forma distendida.

Gusti Braverman elogió de manera contundente la tarea de Sergio Pikholtz, y destacó el liderazgo en el trabajo de él y su equipo para transformar y generar un nuevo modelo de organización. Este modelo fue presentado este domingo al mediodía en el seminario junto con el modelo de la federación de Uruguay que estuvo a cargo de Karina Sapolinksky, presidente de la OSA uruguaya. 

El evento del domingo por la mañana contó con la presencia del ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Rabino Sergio Bergman, quien dio su discurso en hebreo y en castellano. “Los hermanos latinoamericanos tenemos un enorme desafío, no solamente por lo que contribuimos a la construcción del Estado de Israel desde sus inicios sino que también a enriquecer el diálogo fecundo de Latinoamérica hacía Israel, donde el concepto de centralidad y Aliá ha cambiado, ya no en la subordinación o el diálogo vertical,  tampoco en plantear que la Aliá sea la única verdad, sino que es uno de los caminos importantísimos que tenemos en un Estado que vela y cuida por los judíos de todo el mundo”, señaló en primera instancia.

En la segunda parte de su discurso se centró más que nada en su rol como ministro y el vínculo existente entre Argentina e Israel: “En mi caso particular entiendo como una contribución a la comunidad judía, pero fundamentalmente al vínculo entre Argentina e Israel, poder pertenecer y participar como ministro de un gabinete nacional de una política que migró totalmente: Argentina era socio de los peores, encubrió a Irán, estratégicamente trabajaba con (Hugo) Chávez, y quería conducir a nuestro país a esa involución y degradación de los valores de los derechos humanos de la democracia. Argentina respeta y reconoce a Israel, no necesariamente por acordar con las políticas de su gobierno, pero sí con la misión de su Estado y de su hito fundacional, y fundamentalmente la visión de start up nation que tiene Israel”.

A continuación, el máximo referente de la Organización Sionista Mundial, Abraham Duvdevani se enfocó en su discurso en señalar que los objetivos que se propuso la organización hace 121 años en el Congreso de Basilea “todavía no han sido cumplidos”, y entre los puntos que detalló mencionó que todavía “el 50% de los judíos del mundo no viven en el Estado Judío, Israel”.

Es por eso que destacó que desde la organización uno de los puntos centrales es la educación y que para eso existen tres departamentos que se ocupan de esta temática de una forma diferente para que los niños y niñas del hoy puedan generar círculos de identidad que les permitan, cuando sean adultos, decidir dónde desean vivir, formarse y formar una familia.

Por su parte, la directora del Departamento de Actividades para la Diáspora, Gusti Yehoshua Braverman, detalló las actividades que encara su departamento para la promoción de la educación y la Aliá como Mochileros para la Kehilá, Mebasshlim Ivrit-Cocinando en Hebreo, Beit Haam, Jidón Hatzionut y el Kabalat Shabat Alternativo. Además destacó el trabajo que viene realizando el presidente de la OSA y todo el trabajo que viene realizando la OSM en nuestro país en conjunto con la federación.

Una actividad muy interesante que se desarrolló en el programa fueron tres charlas al estilo TED con Diana Wang, la Rabina Sarina Vitas y el Profesor en Historia, Udi Manor, quien desde distintos enfoques: espiritual, Shoá e Historia, intentaron generar algún pensamiento crítico en los participantes para luego en pequeños grupos poder hablar más acerca de estas tres interesantes charlas disruptivas.

Durante la tarde en el Encuentro Sionista se desarrollaron trabajos en grupos con distintos enfoques para luego finalizar con una conclusión final del seminario.

Sin comentarios

Deje una respuesta