La policía sueca arrestó a un miembro del movimiento de extrema derecha de la Resistencia Nórdica por conspirar para matar a dos periodistas locales.

Los oficiales descubrieron fotografías de los hogares de los periodistas y otra información privada en la computadora del sospechoso, además de una escopeta, un silenciador y municiones, de acuerdo con los informes de los medios locales.

Los miembros del grupo neonazi se han dirigido a la comunidad judía: en mayo, la comunidad judía de Umea cerró su centro comunitario después de que los miembros del grupo pegaran calcomanías con imágenes fascistas en el edificio “haciendo que el lugar se vea como después de la Kristallnacht”.

En medio de una intensa cobertura mediática en Suecia del asunto, el primer ministro Stefan Löfven lo mencionó en un discurso denunciando las fuerzas antidemocráticas en su país.

En octubre pasado, el Movimiento de Resistencia Nórdica llevó a cabo una marcha durante Iom Kippur, en Gotemburgo, que se volvió violenta y dio lugar a más de 30 arrestos. Los manifestantes neonazis y los opositores antifascistas se enfrentaron con la policía durante la marcha, según Reuters. Al menos dos personas, entre ellas un oficial de policía, resultaron heridas en los enfrentamientos.

 

Vía JTA

Sin comentarios

Deje una respuesta