Israel y el grupo terrorista islámico Hamás, que controla la Franja de Gaza, están a punto de alcanzar un acuerdo de cese del fuego tras la pausa en los combates, después de una violenta escalada que estuvo recientemente a punto de envolver la zona en una nueva confrontación militar total.

Un alto funcionario israelí involucrado en las negociaciones le dijo al diario Los Angeles Times que el acuerdo con Hamás es “virtualmente un hecho”.

Mientras tanto, el ministro de Defensa, Avigdor Liberman, tiene programado reunirse con altos miembros del establishment de seguridad para considerar un alivio a las restricciones impuesta a la entrada de productos comerciales a la Franja, a raíz de una marcada declinación de la violencia. Un alto funcionario de Defensa indicó que en la reunión se considerará la reapertura del paso fronterizo de Kerem Shalom para las mercancías y la ampliación para la zona de pesca frente a las costas de Gaza.

Además, se están analizando mayores incentivos económicos en los próximos días si no se renueva la violencia, particularmente si cesa el lanzamiento de cometas y globos incendiarios desde Gaza contra el territorio israelí. Más de tres mil hectáreas han sido arrasadas por el fuego, en los últimos meses, causando daños valuados en millones de shekels.

Durante los últimos días se ha registrado una significativa caída de los ataques incendiarios desde Gaza.

Un vocero del Servicio de Bomberos y Rescate de Israel manifestó el domingo que por primera vez en meses, no se había registrado ningún foco de fuego provocado por los globos incendiarios lanzados desde la Franja de Gaza hacia el territorio israelí.

Asimismo, el representante especial de la ONU para el Oriente Medio, Nickolay Mladenov, anunció dos nuevos programas para asistir a Gaza que incluyen la oferta de 4.400 nuevos empleos de corto plazo y la ayuda para comprar alimentos para las próximas seis semanas destinada a 200 mil palestinos en estado de extrema pobreza.

 

Via Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta