Una mujer israelí fue asesinada en el norte de Samaria el jueves por la noche después de ser atropellado por un palestino con su automovil.

La mujer, de unos 40 años, fue atropellada por el vehículo en la Ruta 60, cerca del poblado judío de Havat Gilad. Ella fue declarada muerta por el servicio de ambulancia Magen David Adom después de que los paramédicos no pudieron resucitarla.

Un alto funcionario de la Autoridad Palestina le dijo al Times of Israel que el conductor era un hombre de 63 años que insistió en que lo sucedido había sido un accidente y no un ataque. El funcionario agregó que el hombre permanecería bajo la custodia de la policía de la AP y sería tratado por el sistema judicial de la Autoridad Palestina.

Según el sitio de noticias de Ynet, el hombre dijo a los funcionarios palestinos que había huido de la escena del incidente porque temía por su seguridad después de lo ocurrido.

Fuentes militares dijeron que la suposición de trabajo era que el incidente fue un atropello y fuga, no un ataque terrorista.

Sin embargo, el presidente del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan, insistió en que el caso tenía todas las características de un ataque terrorista.

Desde el punto de vista de los comandantes militares en el campo, y desde nuestro punto de vista también, este es un ataque terrorista para todos los efectos”, dijo.
“El cruce está iluminado por farolas”, dijo, y agregó que no había marcas de deslizamiento u otras señales de que el conductor haya intentado detenerse repentinamente. “Desde nuestro punto de vista, este es otro ataque terrorista, un asesinato a sangre fría de un residente de Samaria en una carretera central en el Estado de Israel”.

Un portavoz del Consejo Regional de Samaria dijo que la embestida parecía haber ocurrido cerca del sitio de un ataque en enero, cuando el rabino Raziel Shevach fue asesinado a tiros por un terrorista de Hamas.

“Este es un incidente muy difícil”, dijo Dagan. “Nosotros, los residentes de Samaria, seguiremos siendo fuertes y santificaremos la vida”.
Inmediatamente después del incidente, las fuerzas de seguridad, sospechando que se había producido un ataque de embestida de automóviles, erigieron barricadas en la zona y en la entrada de la ciudad palestina de Nablus e inspeccionaron los vehículos en un intento de aprehender al sospechoso.

El conductor del vehículo, que los testigos dijeron que era un taxi, se entregó a la policía palestina poco después.

israelnoticias.com

Sin comentarios

Deje una respuesta