La mujer que murió atropellada por un conductor palestino en Samaria (norte de Cisjordania) fue identificada como Hava Roizen, de 42 años, era inmigrante rusa y fotógrafa.

Tras una investigación preliminar las Fuerzas de Defensa de Israel dijeron que es “altamente probable” que se tratara de un accidente y no de un ataque terrorista.

A pesar de esto, no se descarta la posibilidad de que haya sido un ataque terrorista.

Roizen fue atropellada en la ruta 60 cerca del asentamiento ilegal (outpost) Havat Gilad. Un equipo del servicio de ambulancias Magen David Adom (Estrella de David Roja), que fue convocado al lugar no logró resucitarla y declaró su muerte en el sitio.

 

Momento del impacto del automovil conducido por un palestino contra Hava

El conductor huyó de la escena y luego se entregó a la policía palestina cerca de la localidad palestina de Jit.

Un alto funcionario palestino dijo que el hombre, de 63 años, insiste que se trató de un accidente y que no se detuvo porque temió que si lo hacía lo matarían. El funcionario añadió que el sospechoso permanecerá bajo la custodia de la policía de la Autoridad Palestina y será tratado dentro del marco del sistema judicial palestino.

Roizen estaba domiciliada en el pequeño asentamiento ultraortodoxo de Emmanuel, cuyo consejo local manifestó que ofrecerá apoyo a su esposo y a su familia.

Roizen nació en la ex Unión Soviética, trabajaba como fotógrafa y viajaba alrededor del país, haciendo a menudo autostop, para documentar eventos.

El presidente del Consejo Regional Samaria, Yossi Dagan, insiste que fue un atentado.

“Desde el punto de vista de los comandantes militares en el terreno, y desde nuestro punto de vista también, este es un ataque terrorista a todos los efectos”, aseveró.

Dagan explicó que el cruce estaba bien iluminado y que no había marcas de frenadas, patinaje u otras señales de que el conductor hubiese intentado detenerse súbitamente.

Aurora

 

Sin comentarios

Deje una respuesta