Luego de su exitoso paso por Argentina donde se presentó en Tucuman y en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, viajó a Chile donde fue recibido de manera hostil por la Federación Palestina y el BDS ( Boicot, desinversión y sanciones a Israel) de ese país que difundieron un flyer con imágenes del Director de la orquesta Yeruham Scharovsky, manchado con sangre.  Tambien hubo marchas y comunicados en un país con un reciente y creciente brote de antisemitismo.

De todas maneras y para el gusto, placer y admiración de los que admiramos la música, la cultura, el arte y la paz por sobre el odio antisemita y las armas, el conjunto pudo celebrar junto a la comunidad chilena los 70 años del Estado de Israel cerrando su gira sudamericana en ese país con el Concierto para violín de Tchaikovsky y la Sinfonía N° 1 de Brahms.

 

 

Sin comentarios

Deje una respuesta