El actor Jean Pierre Noher acusó al Secretario de Medio Ambiente. Sergio Bergman, de “hacer lo mismo que hacía el nazismo”, y aseguró que el rabino le daba “vergüenza como judío”.

Fue en el programa de Mauro Viale por A24 del canal América.

El conductor le estaba haciendo una entrevista a Bergman, pero Noher interrumpió y comenzó con una catarata de comparaciones entre lo que sucedió en la peor matanza que recuerde la historia, la Shoá, y la política del gobierno de Mauricio Macri.

“A mí me parece que vas a coincidir conmigo que lo que están haciendo con lo que vos decís… Cuando vos decís grupo, y encasillás, y cuando hablan de los K y… Es lo mismo que hacía el nazismo”, comenzó un exaltado Noher, que no conforme explicó: “Exactamente lo mismo que hacía el nazismo… Todos los días levantarse a la mañana y acusar a un judío de ladrón, de violador, de corrupto. Eso es lo que hizo el nazismo durante todo… desde que Hitler lo escribió hasta que murieron 6 millones. Eso es exactamente lo que estás haciendo vos, como rabino, señalando con el dedo al grupo y a un montón de gente metiendo a todo el mundo en la bolsa. Eso es lo que están haciendo, lo hacen todos los días en los medios que tienen a favor y me parece que a esta altura ya no da, ya no da…”.

A partir de ese momento, el cruce fue subiendo de tono. Noher continuaba con su argumento, mientras el secretario y rabino intentaba interrumpirlo.

“¿Qué estuviste haciendo durante todos estos años?”, le preguntó el actor al secretario, mientras Viale intentaba que Bergman ejerciera su derecho a responder: “Dejalo hablar un minuto“.

El enfrentamiento, por momentos, rozó el absurdo, como cuando Noher comenzó a decir a viva voz: “¡Rosh Hashaná! ¡Un poco… un poco de amplitud, un poco de verdad! ¡Por favor!”, justo antes de decir pronuncias algunas palabras en hebreo y rematar con un “¡Por favor! ¿Qué querés? ¡Me da vergüenza, me da vergüenza, como judío me da vergüenza!”.

¿Terminaste? ¿Terminaste? ¿Terminaste?“, preguntó Bergman, pero el actor no había terminado: en ese momento, impostando la voz, comenzó a decir “Disculpemé, árabe, disculpemé. Te pido perdón. Te pido perdón. ¡Por favor!”.

En ese momento, Bergman logró tomar la palabra y le respondió:  sostuvo que intentaba “intercambiar con respeto”, que sus críticas podrían ser aceptadas, pero que había cruzado “un límite inaceptable”.

-A ver, ¿cuál?- respondió, desafiante, Noher.

Comparar con el nazismo cualquier cosa que trivializás. Poner a Hitler como marco de referencia… -dijo el rabino, quien luego insistió: “Sos un irrespetuoso de seis millones de víctimas que querés utilizar para discutir conmigo política argentina”.

“Hacen lo mismo. Miente, miente, que algo quedará”, retrucó Noher antes de preguntarle a Viale: “¿Quién dijo eso, Mauro? Mauro, ¿quién dijo eso?”, para luego volver a apuntarle al secretario de Ambiente: “¡Goebbels! ¡Hacen lo mismo que Goebbels! ¡Lo mismo que Goebbels!”.

“Esa falta de respeto que acabás de cometer no está en el nivel de una conversación sobre la situación de la política argentina”, argumentó Bergman, quien además consideró como “ofensivo y éticamente inadmisibles” las palabras del actor.

Ante la queja de Bergman por la “banalización de la Shoa para discutir respecto de la política argentina”, Noher respondió exaltado: “¡Tengo a mis abuelos muertos en Auschwitz! ¡Tengo todo el derecho de hablar! ¡Tengo todo el derecho de hablar! ¡Tengo a mis abuelos muertos en las cámaras de gas de Auschwitz! Mi papá a los 13 años escapó de un campo de concentración, tengo todo el derecho del mundo”.

La discusión se trabó en ese punto, hasta que Bergman lanzó una frase contundente: “De ninguna manera podés comparar lo que yo digo con la Shoa, bajo ningún punto de vista. No sólo faltás a la verdad sino al mínimo código, al mínimo código de respeto por los que fueron masacrados en la Shoa. Vos usaste los términos de compararme a mí con lo que estoy diciendo respecto a “Dady (Brieva)” con el nazismo y estás poniendo como medida de lo que digo a Hitler. Inadmisible, vergonzoso y realmente ofensivo”.

Mas allá de la ideología que puedan tener de un lado y del otro, es inadmisible esa comparación cuando se habla de políticas de un gobierno que pueden gustar o no, pero jamás compararla con Hitler, Goebbels y los seis millones de judíos muertos en los campos de concentración.

Y se hizo el mismo que día que la comunidad judía celebra Rosh Hashaná: el año 5779.

 

2 Comentarios

  1. Noher? verguenza deberia darle.Incomparasble nada con lsa Shoas. Q faslta de respeto a sus familiares muertos

Deje una respuesta