Por sus dichos en contra de una dirigente del Movimiento Evita, Baby Etchecopar fue escrachado en la puerta de su lugar de trabajo (Radio 10 y en su programa “El Angel”) por un grupo de manifestantes.

El periodista le había reclamado a la manifestante que pida planes cuando a su casa ingresaban 30 mil pesos por mes con los sueldos del marido y de ella. Luego utilizó una serie de epítetos (¡gusano, vividora!) que generaron esta marcha.

Las manifestantes pegaron dibujos con la cara del periodista y los bigotes de Hitler.

 

ARTÍCULOS SIMILARES

Sin comentarios

Deje una respuesta