En un desayuno organizado por el Congreso Judío Latinoamericano, representantes de los tres poderes, embajadores y líderes de la comunidad judía comieron manzana con miel y escucharon el sonido del “shofar”, como indica la tradición judía para comenzar un año bueno y dulce.

“El año nuevo es un momento de renovación, de cambio de ciclo. Les auguro que para este nuevo año tengan paz, salud y alegría, y que en estos momentos difíciles podamos ayudar a los más necesitados quienes tenemos la posibilidad de hacerlo” , expresó el Presidente del Congreso Judío Latinoamericano, Adrián Werthein, ante un salón repleto de líderes políticos, jueces, diplomáticos y dirigentes de la comunidad judía.

El Ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, fue el encargado de saludar en nombre del gobierno nacional: “Quiero agradecerles el gesto de amistad que han tenido de invitarme a participar de esta ceremonia que tiene un significado conmovedor. Este inicio del 5779 es un momento realmente excepcional porque aquellos que son judíos en la Argentina viven también como todos los demás argentinos, con angustia pero también con una enorme expectativa del año que va a venir”.

Faurie agregó que “el año nuevo es cambio y ustedes anuncian el pensamiento y el arrepentimiento de lo que no hicieron bien y la expectativa de poder hacerlo. Esto es lo que hoy tiene argentina: un balance de lo que hicimos bien, un balance de lo que podríamos hacer mejor pero sobre todo la esperanza de que la estrella del domingo anuncie un mejor año”.

El evento también contó con la presencia de Pablo Avelluto, Secretario de Cultura de la Nación; Alfredo Abriani, Secretario de Culto de la Nación; Marisa Fresco y Brian Schapira, Subsecretarios de Derechos Humanos; Fabián Perechodnik y Marcelo Villegas, Secretario General y Ministro de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, respectivamente; los jueces federales Ariel Lijo y Alberto Santamarina; los miembros del Tribunal Superior de Justicia Inés Weinberg de Roca, Ana María Conde y Luis Francisco Lozano; el juez Marcelo Aguinsky; Jesús Rodríguez, Auditor General de la Nación; Bruno Screnci, Ministro de Gobierno de la Ciudad y Gustavo Posse, Intendente de San Isidro.

Además participaron Hugo Sigman, miembro del Consejo de Asuntos Estratégicos del Congreso Judío latinoamericano; Alejandro Dosoretz, Javier Mutal y Claudio Epelman, Secretario, Tesorero y Director Ejecutivo de la organización, respectivamente. El Presidente de AMIA, Agustín Zbar y el de DAIA, Alberto Indij.

Del ámbito diplomático participaron Ramón Puerta, Embajador argentino en España, y los embajadores de Reino Unido, Egipto, Italia, Bulgaria, Bielorusia, Costa Rica, Paraguay, Guatemala y Nicaragua.

ARTÍCULOS SIMILARES

Sin comentarios

Deje una respuesta