El 9 de junio la Selección Argentina de fútbol debía medirse en un partido amistoso previo a la Copa del Mundo de Rusia con su similar de Israel.

Según el presidente de la AFA, Claudio Tapia, “razones de seguridad” impidieron que se realice el encuentro frustrando a los simpatizantes israelíes y de distintas nacionalidades, incluidos los argentinos residentes en ese país, la posibilidad de ver a Lionel Messi y compañía horas antes de la contienda deportiva más importante del planeta.

Evidentemente esas razones de seguridad no tendrán validez en esta oportunidad, ya que oficialmente se acordó jugar un partido amistoso con la Selección de Irak en Jeddah, la misma ciudad de Arabia Saudita en la que, días más tarde, la Selección se verá las caras con la selección de Brasil.

El encuentro se disputará el 12 de octubre. ¿Por qué en Jerusalén no se pudo? ¿Cuáles serán las razones para que se pueda en Arabia Saudita?

 

Sin comentarios

Deje una respuesta