Una patrulla militar con cinco soldados israelíes que viajaban en un autobús ingresó por error a un pueblo palestino de Qalandiya.

Dos soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel y una oficial del Batallón de combate mixto “Karakal” fueron levemente heridos después de que un grupo de palestinos lanzaran piedras contra el autobús que entró accidentalmente en el campo de refugiados palestinos.

La oficial sufrió heridas en la cara y las extremidades causadas por fragmentos de vidrio rotos. Ella y los dos soldados heridos en el incidente fueron evacuados al hospital para recibir atención médica.

El portavoz del ejército manifestó que los dos soldados fueron heridos por piedras. Una de las armas fue robada.

Durante los disturbios, uno de los policías de fronteras sufrió una lesión en la cabeza a pesar de llevar un casco y fue evacuado a la Zedek Medical Center Shaare en Jerusalén, plenamente consciente.

Soldados de la Policía de Frontera, asistidos por la Policía Palestina, sacaron al autobús poco después de que el Establecimiento de Defensa Palestino y las Fuerzas de Defensa de Israel activaron los protocolos de rescate.

La Policía de Frontera detuvo a tres palestinos de entre 20 y 30 años sospechosos de haber atacado el autobús, dos de ellos residente de Qalandiya y uno de Ramalla.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta