Un grupo de rebeldes sirios derribó un caza de la aviación rusa con 15 tripulantes en el norte de Siria este sábado por la tarde, según informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos

Rusia admite que su avión fue derribado por proyectiles sirios pero culpa a Israel. Por su parte el Ejército israelí emitió un comunicado en el que lamenta la muerte de los tripulantes rusos pero el régimen de Assad es el responsable

El Ministerio de Defensa de Rusia ha admitido que el avión militar que desapareció el lunes de los radares frente a la costa de Siria fue derribado por un misil de los sistemas de defensa antiaéreos sirios, pero ha asegurado que el incidente se debió a las acciones “hostiles” de Israel. “El 17 de septiembre, sobre las 20.00 horas GMT, se perdió la comunicación con un avión ruso IL-20 cuando regresaba a la base de Hmeymim y sobrevolaba el Mediterráneo a 35 kilómetros de la costa siria” …

 

Por su parte,la tarde de este martes, el portavoz militar de las Fuerzas de Defensa de Israel ha difundido un comunicado en el que responde de forma oficial a los hechos de las últimas horas en los que un avión ruso fue derribado por las fuerzas sirias.

Tras haber trascendido que el gobierno ruso estaría responsabilizando a Israel por el incidente, el ejército israelí ha dejado en claro su postura oficial frente a los hechos. Según la postura rusa, el error habría sido provocado por “acciones irresponsables” de Israel.

En un principio el comunicado del ejército israelí lamenta la muerte de los tripulantes de la aeronave, aunque aclara que “Israel responsabiliza totalmente al régimen de Assad, cuyo ejército derribó al avión ruso, por este incidente”. Asimismo, añade que también responsabiliza a Irán y al movimiento terrorista Hezbollah por lo ocurrido.

En el comunicado el ejército israelí admite haber atacado durante la noche una instalación de las Fuerzas Armadas Sirias donde se fabrican armas “precisas y letales” que iban a ser transferidas de parte de Irán al Hezbollah en el Líbano. El portavoz militar afirma que “estas armas iban a ser utilizadas para atacar a Israel, y representaban una amenaza inaceptable para nosotros”.

El comunicado añade que tras la investigación inicial del incidente se cree que el sistema anti-aéreo sirio fue el responsable de derribar al avión ruso y que cuando los sirios dispararon los misiles contra la aeronave, los jets de la Fuerza Aérea israelí estaban ya fuera de Siria y en territorio propio.

El comunicado finaliza señalando que “Israel compartirá toda la información relevante con el gobierno ruso para revisar el incidente y confirmar los hechos de esta investigación

Aurora/ABC/Agencias

1 Comentario

  1. Nada es más doloroso en la guerra que el caer por “fuego amigo”, pero es aún peor el no saber reconocer que ello ocurrió así y con armas provistas por uno mismo… Rusos, a llorar a Damasco!!!

Deje una respuesta