El embajador de Sudáfrica en Israel regresó silenciosamente a Israel, cuatro meses después de que lo llamaron en protesta por las acciones que Israel tomó para defenderse de la violencia palestina en la frontera de Gaza.

El embajador Sisa Ngombane regresó a Israel “hace unos días”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Emmanuel Nahshon, a The Times of Israel el domingo.

Nahshon no quiso hacer más comentarios sobre la sorprendente jugada de Pretoria. Hace apenas dos meses, el ministro de Relaciones Exteriores de Sudáfrica había anunciado que el embajador del país no regresaría a Israel hasta que se hubiera logrado algún tipo de progreso.

En una carta, la embajada de Sudáfrica en Ramat Gan dijo que “saluda atentamente” al Ministerio de Asuntos Exteriores de Jerusalem y a todas las misiones diplomáticas acreditadas ante el Estado Judío, y “tiene el honor de informar” que Ngombane “ha regresado a Tel Aviv”.

La embajada “aprovecha la oportunidad para renovar” a Israel “las garantías de su mayor consideración”.
Este lenguaje florido es estándar para los diplomáticos, pero notable en el caso de Sudáfrica, que es sin duda el crítico más duro de Israel fuera del mundo islámico.

Una copia de la carta fue publicada el jueves por la noche por las noticias del Canal 10:

 

Israel Noticias

Foto archivo

Sin comentarios

Deje una respuesta