Para la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) o, en todo caso, para sus apoderados a cargo de las negociaciones de los derechos de transmisión, los territorios fuera de la “Línea Verde” no incluyen los asentamientos israelíes; sorpresivamente tampoco incluyen la porción oriental de Jerusalén, la capital del Estado Judío.

(Vía Aurora)

Por esta razón Kan, la Corporación de Radiodifusión de Israel, podría perder los derechos de transmisión de la Copa Mundial y la Eurocopa 2020 y los israelíes solo podrán tener acceso a los partidos a través de emisoras privadas por cable y satélite y, muy probablemente, no podrán ver ni escuchar transmisiones en idioma hebreo. La UEFA prohibiría que Kan retransmita los partidos para los israelíes en los territorios, algo inaceptable para el medio israelí.

En las negociaciones por los derechos de transmisión, Kan ha dejado claro que su obligación es hacer llegar los partidos a los pobladores de Israel, sin importar donde habiten. En el pasado ha realizado emisiones del mismo evento en idioma árabe por un canal y en hebreo por otro canal, asegurándose de que todos los israelíes, árabes o judíos, tengan el mismo derecho de acceso a la información y a la recreación, tal como sucedió en la transmisión del anterior Mundial de Fútbol.

De hecho, es bien conocido que Kan transmite programas radiales en 10 idiomas diferentes al hebreo que incluyen árabe, español, el ruso y hasta el ladino, para honrar el carácter incluyente y no discriminatorio del Estado de Israel.

La emisora pública israelí está concursando desde hace tiempo con una oferta de más de $5 millones, pero se ha comentado que una oferta proveniente de Qatar ya fue aceptada para transmitir los partidos en los países árabes, que incluiría los asentamientos israelíes y el sector oriental de Jerusalén, la capital de Israel.

Sin comentarios

Deje una respuesta