Brasil debe romper relaciones con Venezuela, distanciarse de Irán y considerar reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, dijo el hijo de Jair Bolsonaro.

Candidato de ultraderecha por el Partido Social Liberal, Bolsonaro obtuvo el 46% de los votos en la jornada electoral de este domingo 7 de octubre, seguido del considerado sucesor del expresidente Lula da Silva y apoyado por el Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, que sumó apenas el 28%.

Ambos se disputarán la presidencia del país el próximo 28 de octubre, debido a que ninguno obtuvo más del 50% de la votación como marca la legislación brasileña.

De acuerdo a Eduardo Bolsonaro, uno de los cinco hijos del apodado “Trump brasileño” por su defensa de la dictadura militar, así como comentarios misóginos, homofóbicos y machistas a lo largo de su campaña, el país sudamericano cortará relaciones diplomáticas con el régimen de Teherán en caso de que su padre obtenga la presidencia.

“¿La posición pro-iraní de Brasil? Cambiará”, dijo en una entrevista con la compañía Bloomberg este miércoles en su oficina de la Cámara Baja de Brasil, adornada con consignas pro-armas y pro-vida, una Biblia sobre la mesa y estatuas en miniatura de Ronald Reagan y Donald Trump.

Eduardo, que se convirtió este domingo en el diputado que más votos ha recibido en la historia del país con más de 1.8 millones de votos para su reelección a la Camara Baja, fue cuestionado acerca de si Brasil seguiría los pasos de EE.UU., Guatemala y Paraguay en cuanto a trasladar sus embajadas en Israel desde Tel Aviv hacia Jerusalén.

 

“Somos muy simpatizantes de la idea. Nuestro lado es estar en contra de Hamás, Hezbolá, e ISIS, respondió.

Abierto partidario del Estado de Israel, en agosto pasado, Bolsonaro aseguró que cerrará la embajada de Palestina en la capital Brasilia, establecida desde que el gobierno de Dilma Rousseff lo reconoció como Estado en 2010.

De la misma manera, el tema de Venezuela fue abordado con el también abogado que ha sido diputado brasileño desde el año 2015.

“Necesitas jugar duro contra Venezuela. Será un cambio de 180 grados con respecto a Venezuela”, dijo. De acuerdo a uno de los 5 hijos de Bolsonaro, este “no reconocería al gobierno venezolano”.

El objetivo, agregó, es tener elecciones libres en Venezuela. “Si eso no es posible, entonces habrá sanciones internacionales”.

Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta