La casa de un político sueco que ha sido objeto de hostigamiento antisemita fue incendiada en lo que su comunidad llama un crimen de odio.

El incidente ocurrió la noche del martes en la ciudad sureña de Lund, escribió el Consejo de Comunidades Judías Suecas en una declaración. No nombró a la persona que se cree que fue el objetivo, describiéndolo solo como un político laico con raíces judías. La presunta víctima fue capaz de apagar las llamas antes de que se extendieran a otras casas.

Nadie resultó herido, pero el incendio provocó daños importantes en la propiedad.

La policía no tiene sospechosos bajo custodia. La víctima recibió amenazas de muerte que le fueron enviadas por correo y ha sido objeto de discursos de odio en línea, según la comunidad judía.

Este verano, el propietario de otra casa atacada con un incendio premeditado ha estado, como el legislador, “activo en temas judíos” en los últimos años, escribió el presidente del Consejo Judío, Aron Verstandig. Dijo que ambos propietarios desean permanecer en el anonimato.

“Hay una fuerte sospecha de que estos ataques están dirigidos contra estas personas porque son judías“, escribió Verstandig. “El último incidente tiene la dimensión adicional de un intento de intimidar a un político para que guarde silencio“.

Llamó al incendio “un ataque a la democracia sueca“.

En diciembre, varios hombres, algunos de ellos árabes, participaron en disturbios durante los cuales se arrojó una bomba incendiaria contra la sinagoga de Gotemburgo, en el sur de Suecia. Tres de los culpables que fueron juzgados por el ataque dijeron que era una recompensa por el reconocimiento de los Estados Unidos de Jerusalén como la capital de Israel.

Además de la violencia extremista musulmana, que es común en toda Europa occidental, los judíos suecos están expuestos a la violencia y la intimidación de grupos de extrema derecha en una escala que es rara en esa parte del mundo.

Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta