Retornó la acción de la Liga de las Naciones de la UEFA. Volvió la acción de una de las competencias más innovadoras en el viejo continente. Por la segunda jornada del Grupo 1 de la Liga C, la selección de Israel recibió en su casa, en el Sammy Ofer de la imponente ciudad de Haifa, al combinado de Escocia. Los locales venían de caer en su presentación ante Albania por 1 a 0, mientras que la visita ganó en su debut por 2 a 0 ante Las Águilas.

La primera aproximación fue del dueño de casa a los 8 minutos mediante la vía área. Córner ejecutado por Bibras Natcho, cabezazo de Munas Dabbur que pasó rozando el travesaño del arco defendido por el golero Allan McGregor. Casi a los 20’ Dor Peretz volvió a poner a trabajar a McGregor que evitó otra vez la caída de su valla. Finalmente a los 23’ llegó la apertura del marcador.

El escocés Steven Naismith ingresó al área rival y fue derribado por Peretz. El juez principal del encuentro el polaco Daniel Stefanski no dudo y sancionó penal a favor de la visita. El encargado de la ejecución fue Charlie Mulgrew, que con un zurdazo al ángulo, lejos de alcance del portero Ariel Harush convirtió el 1 a 0 parcial del encuentro. A partir de allí, los israelís contaron con las mejores situaciones para empardar. Sin embargo, no estuvieron finos en los metros finales.

Para la parte complementaria los Nibjeret salieron con todo y a los 7 minutos de juego consiguieron la igualdad en el marcador. Peretz, que fue uno de los que más intento en el primer tiempo, sacó un disparo al ras del suelo que se clavó junto al palo izquierdo de McGregor. Instantes después, Natcho probó con un derechazo que puso a volar al golero McGregor. El elenco conducido técnicamente por Alex McLeish se quedaría con un hombre menos a los 16’ debido a la expulsión de John Souttar.

A partir del hombre de menos, Escocia comenzó a ceder terreno, y allí Israel aprovechó y empezó a ser más dañino. A los 29 minutos de juego, el defensa visitante Kieran Tierney mandó el esférico en su propio arco y de esa manera, los locales pasaron a estar al frente a pocos minutos para que finalice el cotejo. Sobre el final el mediocampista Callum McGregor tuvo en sus pies el empate en dos, pero el balón pasó lejos de la portería de Harush y el resultado no cambió.

Israel se recuperó de la caída en su debut ante Albania y ahora emparejó el Grupo 1 de la Liga C y todos los seleccionados tienen 3 unidades sumadas. Dicha paridad se romperá el próximo domingo, cuando otra vez, los israelíes reciban en Beer Sheva al combinado albanés.

Sin comentarios

Deje una respuesta