Cerca de 150.000 personas salieron a la calle en Berlín para manifestarse en contra del racismo y hacer visible que también existe una sociedad solidaria en Alemania, a pesar del auge del partido populista de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD).

Convocada por la alianza “Unteilbar” (“Indivisible”) bajo el lema “Por una sociedad abierta y libre: solidaridad en lugar de exclusión”, para protestas contra el acoso de la ultraderecha, la discriminación, la muerte de inmigrantes en aguas del Mediterráneo y los recortes sociales.

“Estamos increíblemente satisfechos con la respuesta”, dijo Felix Müller, de la iniciativa “Indivisible”. “Esto confirma que muchas personas quieren enviar una señal en contra de la derecha y a favor de la solidaridad”, apuntó.

La protesta se dirige contra la campaña de odio por parte de AfD, la discriminación, la muerte de refugiados en el mar Mediterráneo y los recortes en el sistema social, indicaron sus organizadores.

Muchos de los participantes portaban pancartas, carteles y globos. Entre otras cosas, se podía leer “No al odio contra los musulmanes” y “El racismo no es una alternativa”.

Una gran pancarta portaba la inscripción “Solidaridad con las víctimas de la violencia de derecha, racista y antisemita”. Varias organizaciones y partidos acudieron con sus propios vehículos, como la red de activistas anticapitalistas Attac, los Verdes y la Izquierda.

El ministro de Exteriores alemán, el socialdemócrata Heiko Maas, calificó el hecho de que tantas personas salgan a la calle como una gran señal. “No nos vamos a dejar dividir en absoluto por los populistas de derecha”, declaró a los periódicos del grupo mediático Funke.

Maas agregó que “un nuevo nacionalismo no soluciona ni un solo problema” y recordó que la diversidad en la sociedad en lo que respecta a origen, color de piel, religión y modo de vida supone “un enriquecimiento, no una amenaza”.

TN

Sin comentarios

Deje una respuesta