El Director Mundial del Movimiento Juvenil Sionista Hanoar Hatzioní, Gabriel Degen, se comunicó con Vis a Vis tras publicarse la nota “Se venden los edificios de Tzavta y de Beit Scopus de la ciudad de Buenos Aires”, referida a la venta del edificio de la calle Rawson 276.

A continuación, compartimos la carta de Degen en la que aclara y amplía la información acerca de la actividad educativa de Hanoar Hatzioní en la Argentina:

  • El edificio de la Calle Rawson fué clausurado por el Gobierno de la Ciudad hace dos años por irregularidades en la habilitación del mismo. La venta de esa casa es el primer paso destinado a adquirir un local que nos permita continuar con la actividad educativa en la que estamos empeñados.
  • Nuestro proyecto “Beit Scopus” llegó a convertirse en uno de los marcos universitarios judíos mas influyentes en esa franja etárea. Luego de años de una exelente labor de nuestro javer Ariel Bronstein, decidimos en conjunto hacer algunos cambios en el rumbo del proyecto, fortaleciéndolo en lo social y educativo. Ariel finalizó su exitosa etapa y hasta hoy día mantenemos con él una excelente relación.
  • En corto tiempo, “Beit Scopus” – dirigido a partir de ahí por un liderazgo más jóven – alcanzó un amplio éxito. Lamentablemente, luego de un evento que gozó de participación récord, sobrevino una denuncia de los vecinos que terminó provocando la problemática.
  • En Buenos Aires, Hanoar Hatzioní amplió su actividad educativa dando constante apoyo a los movimientos hermanos “Israel Hatzeirá” y “Olam Beiajad”, miembros de la Familia del Hanoar Hatzioní. Sus javerim participan activamente de nuestros Seminarios Continentales, de nuestra Shnat Hajshará y de los actividades veraniegas. Por si ésto fuera poco, nuestro sheliaj dedica gran parte de su tiempo y energía tanto en estas dos tnuot como en el resto de keinim (locales educativos) en el interior del país.
  • En la ciudad de Rosario, el proyecto “Beit Scopus” – desarrollado en conjunto con la Kehilá local, con sus actividades y talleres funcionando la semana entera – es el marco universitario judío preferido por los jóvenes de esa franja etárea.
  • La actividad que desarrollamos en Paraná, Villaguay, Concordia y Concepción del Uruguay es un ejemplo de a lo que se puede llegar cuando se logra crear un idioma en común entre la lideranza comunitaria local y el movimiento
  • Junto a las comunidades argentinas mencionadas, el Hanoar Hatzioní activa en otras 48 kehilot en 20 diferentes países del orbe, siendo considerado uno de los movimientos líderes en la educación no-formal judeo-sionista. En este inmenso desafío que enfrentamos juntos – el desafío de la continuidad judía – tomamos parte activa, en base a nuestra identidad judía, sionista y humanista.

Hanoar Hatzioni continúa trabajando en la lucha en pro de la continuidad del pueblo judío en Argentina y en todo rincón del planeta.

 

Sin comentarios

Deje una respuesta