Un bebé palestino en estado crítico lucha por su vida el domingo en un hospital de Tel Aviv luego de recibir un corazón trasplantado de un niño judío israelí.

El trasplante de la semana pasada fue la primera vez que un bebé palestino recibió un trasplante de corazón de un niño judío, dijo en un comunicado el Dr. David Mishaly, cirujano jefe de la Unidad de Cirugía Cardíaca Congénita y Pediátrica de Sheba.

El donante, un niño judío de un año, murió de una enfermedad crónica la semana pasada en el Centro Médico Sheba en Tel Aviv.

El bebé palestino había sido enviado por médicos de un hospital local en Ramallah en Judea y Samaria al Hospital de Niños de Sheba en varias ocasiones anteriores para tratarlo y estabilizarlo.

“Hubo varios milagros asociados con esta cirugía complicada“, dijo Mishaly. “No existe tal cosa en la Autoridad Palestina como un ‘donante de órganos u lista de espera para órganos’. Mientras que el donante de órganos y las listas de espera existen en Israel, no había ningún bebé israelí en la lista de espera cuando el bebé palestino, que se llama Musa, fue llevado a Sheba en una condición muy crítica”.

“Por un giro del destino, un milagro, Musa, pudo recibir el nuevo corazón del niño judío, cuyos padres habían acordado unas horas antes donar el corazón“, dijo.

Si bien Musa también sobrevivió a la cirugía de trasplante, su condición sigue siendo complicada, ya que para empezar estaba muy enfermo debido a numerosas complicaciones, dijo Mishaly.

Mishaly aclamó al hospital como un símbolo de convivencia, llamándolo “una isla, un oasis de paz, donde la curación es la prioridad y todos, sin importar quiénes sean, reciben un trato igual, con dignidad y respeto“.

La abuela de Musa dijo en un comunicado que a su familia “le gustaría conocer a la familia del niño judío en un futuro cercano y agradecerles su generosidad“.

Israel Noticias

Sin comentarios

Deje una respuesta